Brenda: Horror y pueblada

La Región

Pozo del Molle

El crimen que duele y estremece a todo un pueblo

El martes 29 de noviembre se conoció desde muy temprano la triste noticia de la caída del avión con el equipo brasileño, pero no sería la única. La menos esperada y que causó gran estupor fue el asesinato tras la violación de Brenda Arnoletto, de 24 años. Tras dos días de arduas labores, la Justicia habría identificado al presunto femicida. Ya son 23 los femicidios en la provincia de Córdoba en este año.

Escribe: Ariel Díaz                                           

Alrededor de las 8.10 de la mañana del martes 29 de noviembre el comentario de un terrible suceso ganó la calle: el hallazgo de una joven asesinada, con signos de haber sido violada, en una obra en construcciónabandonada, cerca del lugar donde los vecinos van a caminar.

Una hora después, se hizo presente el fiscal villamariense René Bossio y la policía científica de Córdobapara determinar las causas de la muerte de la joven. En ese momento, la familia Arnoletto llegaba a la comisaría para hacer la denuncia que su hija no había regresado de caminar. Ella había salido alrededor de las 22 del lunes. En ese momento, el fiscal habló con la familia para alertarlos de que el cadáver encontrado podría coincidir con el de su hija.Al poco tiempo, corroboraron que estaban en lo cierto, se trataba de Brenda Arnoletto.

La noche anterior                                   molle-caso-brenda-traslado-detenido-2

El lunes feriado 28 de noviembre, Brenda habría posteado una foto y habría charlado con una gran amiga, por lo menos eso es lo que se puede observar en el Facebook de la joven. Luego había salido a caminar, como lo hace casi todas las noches por el reconocido “Veredón mollense”. Este lugar tiene forma de aro y se encuentra alrededor de la estación de Pozo del Molle, ubicado en la zona céntrica, elegido por muchas personas para ejercitarse. Ella concurría casi todas las noches, a veces acompañada de su perro collie. La noche del lunes, Brenda salió sin su mascota para hacer el recorrido de siempre.

Cámaras de seguridad

En puntos cercanos de donde fue hallado el cuerpo de Arnoletto, había cámaras de seguridad. Los investigadores procedieron a utilizarlas para detectar algún sospechoso. Las imágenes obtenidas dan cuenta que la joven pasó alrededor de las 23 caminado por el lugar frente a la calle Belgrano y a los 15 minutos aproximadamente pasó por una pinturería sobre la calle Tucumán. Luego se la observa volver, trata de cruzar la calle y desde ese momento no apareció más. El miércoles, el fiscal a cargo declaró que ya tendrían algunos resultados de la autopsia: “La joven habría fallecido alrededor de las 12.30” de la medianoche.

Marcha

El martes 29 de noviembre el pueblo organizó una marcha. Había alrededor de 600 personas pidiendo justicia para Brenda. Empezó en frente de la casa de la familia Arnoletto y terminaron en la comisaría local. Indignación, enojo, bronca, angustia  y tristeza, eran las sensaciones compartidas por los vecinos.

Una constante fueron los comentarios en contra del accionar de la policía local. La presión se hizo sentir: en la mañana del miércoles 30 fue removido de su cargo el comisario  a cargo. En su lugar asumió otro oficial, Marcelo del Rey.

Miércoles 30

En la madrugada del miércoles, el cuerpo sin vida de Brenda era velado con la compañía de familiares y amigos. El recorrido de vecinos por la comisaría era incesante: ya había una pista prometedora. El fiscal mostraba sus dudas respecto de que nadie hubiera escuchado o visto nada. El trabajo de los investigadores no se detenía.

Los restos de la muchacha fueron sepultados. Cerca de las 14 se conoció a través del fiscal que había un presunto sospechoso a partir de una declaración testimonial. Un trabajador golondrina habría confesado el ataque sexual y el asesinato, luego de haberla visto pasar varias veces, mientras tomaba una cerveza cerca del lugar donde se consumó el crimen.

El eco en los medios llevó a que se agolpara una masiva cantidad de gente ante la sede policial pidiendo a gritos que lo soltaran a la calle con la finalidad de hacer justicia por mano propia. Hubo algunos roces con los agentes que rodeaban el edificio de la fuerza y se montó un operativo para trasladarlo en una camioneta a Córdoba para unas pericias, y posteriormente al establecimiento carcelario de Villa María.

“Es una persona de Santa Fe que tiene frondosos antecedentes de delitos sexuales”, comentó el fiscal. Se tratará de dar con el patrón de sangre presente en las uñas de la joven. Si hay coincidencia el caso estará resuelto. Aunque el arrebato de la vida de Brenda quedará marcado como una herida en la sociedad mollense.

El pueblo ya no será el mismo, aunque cicatrice la herida. El Veredón perderá esa magia y encanto por los cuales muchos vecinos lo utilizaban en forma cotidiana. Esto se le ha ido de las manos a una sociedad que creía que nunca nos iba a pasar nada.

Se nos fue de la mano Brenda, se nos fue de la mano una vida, se nos fue de las manos una historia, se nos fue de la mano un tiempo que marcó para siempre a nuestro pueblo, porque ya nada volverá a ser como antes.

Deja un comentario


*