Cuando la vida depende de un llamado…

Notas

Relato de un trasplantado                                 

 

Cada segundo jueves de marzo se celebra el Día mundial del riñón para concientizar sobre las enfermedades renales. Para desmitificar sobre la donación y trasplante de éste órgano, EL REGIONAL entrevistó el caso del locutor Miguel Bazán (48) quien hace 5 años recibió un riñón. Habló sobre las fallas en la ley y de los beneficios que pocos saben.

Escribe: Mayra Benejam

 

Siempre que se habla públicamente de la donación de órganos genera incertidumbre, desconocimiento y mitos que hay que desterrar con conciencia e información. Lamentablemente no hay mucha difusión desde los institutos del estado para colaborar en este aspecto, por eso las historias cobran relevancia.

Miguel Bazán (48) es locutor en Radio Centro, hace una vida completamente normal, lo trasplantaron hace cinco años. Estuvo cinco años en diálisis y en lista de espera hasta que un riñón coincidió con sus características y la espera terminó.

“Mi problema en el riñón fue porque de chico me trataron por mi problema de artritis con muchos antiinflamatorios, durante 20 años. A raíz de eso los riñones dejaron de funcionar. L particularidad de este órgano El riñón no duele, no hay síntomas, por eso se recomienda hacer chequeos anuales en adultos o jóvenes cada dos años. Cuando aparece un síntoma, ya es tarde”, relató Bazán.

Cuando concurrió al médico le detectaron que los riñones funcionaban entre un 10 y un 5%, ya no les servían. “Hace 10 años que entré en diálisis, en 2007 y hace 5 años que estoy trasplantado”, señaló.

La espera que se hace dolorosa

El proceso no es sencillo de transitar, “consta de entrar a diálisis, (concurría tres veces por semana) luego en lista de espera de un donante o tener la suerte de ser compatible con un familiar que esté dispuesto a donar el órgano. Hay gente que no llega a diálisis porque encuentra un familiar compatible  y directamente lo trasplanta. En mi caso, ningún familiar era compatible”, relató el locutor.

La fecha clave, fue justo el día mundial del riñón, un día antes estuvo en lo que se denomina “operativo”, es la preparación médica que te exigen porque hay un órgano que pueden trasplantártelo, pero no sos el único, pueden ser  varios en “operativo”. “Ese día tenés que estar sin tomar ni comer nada hasta que te avisan que podes recibir el órgano o no. Esa noche me avisan que era compatible el órgano y que al otro día me trasplantaban. Justo fue el día mundial del riñón. Duró 3 horas y media. Luego de una semana me vine”, recordó ese gran día.

Para derribar algunos mitos, Bazán aclaró que “la persona que dona un riñón vive normalmente sin tomar medicación, y la persona que recibe también puede hacer vida normal pero medicado”.

Los medicamentos (inmunosupresores) que actualmente debe tomar  son 12 pastillas diarias, para mantener las defensas bajas para que el cuerpo no rechace el órgano, sin embargo puede mantener una vida normal.

“Hay más de 8 mil personas que esperan un órgano, y de esos, 6mil personas esperan un riñón. Es el órgano más demandado por lo mal que nos alimentamos”, afirmó, y de allí la importancia de cuidarse y hacerse chequeos.

Si quisiera ser donante…

Para aquellos que están dispuestos a donar, lo que deben hacer según el entrevistado: “Primero hay que concurrir  a un médico clínico, hacerse análisis, concurrir al nefrólogo. Allí te confirman  si podes donar o no. Con esa autorización, en el registro civil das tu voluntad de donar, pero nadie lo pregunta. Si vos no expresas que no queres ser donante, lo toman que sí lo sos. En la ley para donar órganos, (26.928) hay un punto contradictorio, por ejemplo cuando fallece una persona, el médico averigua si es donante, si lo es, le pregunta a la familia si quiere que se le saquen lo órganos. Si dicen que no, la voluntad de esa persona expresada en vida no es tenida en cuenta, queda en manos de la familia”, un punto que no favorece la donación.

Para aquellos que quieran donar, se pueden registrar en INCUCAI, aunque si esa persona fallece, depende de la voluntad de la familia en ese momento.

En Villa María, las personas que quieran donar sangre, órganos, pueden consultar a través de Fundayt.

Ley a medias…

La ley del trasplantado, 26928,  se aprobó a fines de 2013, contiene 15 artículos pero sólo cuatro se reglamentaron. Los beneficios que dispone son para aquellos que están en lista de espera y para las personas que recibieron un trasplante.

Pueden gestionar un carnet en el INCUCAI (Instituto Nacional Central Unico Coordinador de Ablación e Implante)  o en Ecodaic (Córdoba) para obtener la medicación totalmente gratuita o viajar a cualquier parte del país.

Otro de los beneficios es que se pueden gestionar subsidios por estar en lista de espera o ser trasplantado.

Una de las grandes deudas de esta normativa es que no prevé que un amigo de la persona que necesita un órgano pueda ser donante, si o sí debe ser un familiar de sangre. En su momento, Bazán contó que hizo un recurso de amparo para que se le permitiera a una amiga que me quería donar el riñón, “iba a ser el primer caso en Córdoba, pero el juez de ese momento no lo quiso tomar, aunque había antecedentes en otras partes del país. Deben investigar que no haya lucro”.

Sin embargo, el caso mediático de la cantante Sandra Mihanovich por intermedio de la justicia, le donó a su ahijada el riñón.

Por último Bazán concluyó que es muy importante la difusión masiva sobre la donación de órganos para informar, concientizar, y sobre la ley que ampara los derechos de las personas trasplantadas o en lista de espera.

Para tener en cuenta      

En la página web oficial del INCUCAI brindan información sobre cómo gestionar la credencial y acceder a los beneficios.

http://www.incucai.gov.ar/index.php/component/content/article/10-institucional/406-como-solicitar-la-credencial

Para gestionarlo en Córdoba en Ecodaic: (0351) – 4344105/4344115

Otro dato

Hoy en lista de espera hay 8127 personas

En lo que va del año se realizaron 242 trasplantes.

Hubo 94 donantes reales.

Deja un comentario


*