PARO GENERAL O LA PARADOJA DE UN FRACASO

Notas

 

ADVERTENCIA: El presente trabajo periodístico no me
pertenece en su totalidad. Los párrafos entrecomillados son copia textual de un mensaje de un amigo, que aquí comparto con Vds.

 

Por:  JOSE NASELLI    EX TRIBUNO  VECINO                  

 

 

1.- LA PARADOJA DE UN FRACASO: Una “paradoja” (del latín “paradoxa”), es una idea OPUESTA a lo que la opinión general considera como verdadero. Es una proposición en apariencia falsa o que contraviene el sentido común. Otras paradojas son razonamientos en apariencia válidos, que parten de premisas en apariencia verdaderas, pero que conducen a contradicciones o situaciones contrarias a la verdad. Las paradojas SON UN ESTÍMULO PARA LA REFLEXIÓN y revelan las limitaciones de la comprensión humana, frente a realidades complejas. A veces, lo que parece un fracaso, se transforma en éxito. Y viceversa. Y lo sucedido en torno al llamado al PARO GENERAL, se transformó en una PARADOJA PERFECTA.-

2.- LA CGT Y EL PERONISMO: La CGT fue fundada en 1930 por acuerdo de  socialistas, sindicalistas revolucionarios, comunistas e independientes para generar una central sindical unitaria y plural. Con MAYORÍA PERONISTA desde 1945, se convirtió en la ·”columna vertebral” del Movimiento Justicialista. Pero en los últimos tiempos ha venido resignando su monopolio, a  expensas de expresiones sindicales de inspiración marxista leninista, como la CTA, y  piqueteros que obedecen a una conducción claramente minoritaria, pero con gran capacidad para subvertir el orden y ocupar la calle. “CGT” y “peronismo” resultan una especie de sinonimia político-social, y la suerte o el fracaso de los “unos” es también la de los “otros”.

3.- LA “VISIÓN” DE “LA CALLE”: Nada le está resultando fácil al peronismo, hoy dividido en facciones muy enfrentadas desde lo ideológico y por las ambiciones de sus dirigentes. Su expresión sindical está siendo jaqueada por izquierda y por derecha. El triunvirato es un fracaso y no encuentra un liderazgo claro y aceptable. Barrionuevo, Caló y Moyano, que no dieron un paso al costado, dibujaron una conducción y le delegaron sus poderes, en aras de reunificar forzadamente una CGT dividida y expuesta al “entrismo” político y a la radicalización sindical. Pablo Moyano es el único que lo percibe pero no encuentra aliados (ni siquiera en su padre)”.

4.- A LA DERIVA: “Están yendo (sin convicción) a un paro en Abril, que terminará cooptado por la CTA, MILES, Quebracho, Poder Obrero, FIT, etc. Acabarán siendo funcionales a los sectores más radicalizados que se están apoderando de gremios que otrora eran peronistas. Es como si no supieran como enfrentar este tipo de situaciones. El rechazo democrático a todo tipo de violencia, los ha dejado inertes frente a los planteos extremistas. No saben qué hacer y se nota. Los corren una y otra vez por izquierda y terminan aceptando, por incapacidad dialéctica, que la zurda radicalizada e intolerante, les marque el camino a seguir. Están tan preocupados por sus propias cuotas de poder y de negocios que están perdiendo la visión estratégica de su pasado y de la construcción de su futuro”.

5.- LA PARADOJA DEL “ÉXITO” Y EL “FRACASO”.  Este primer paro, fue, en cuanto a “contundencia”, UN ÉXITO. La adhesión del transporte, y la actividad  piquetera en la metrópoli, contribuyeron a afirmar esa sensación. Sin embargo (y los dirigentes gremiales lo saben), LA PARADOJA deviene de la OPINIÓN MAYORITARIA DE LA POBLACIÓN (en niveles que rondan el 80%), que se manifiesta HARTA de esta estéril metodología, que no aporta absolutamente nada para lograr las reivindicaciones que se plantean, y QUE PERJUDICA NOTABLEMENTE A LA MASA TRABAJADORA QUE DICEN REPRESENTAR. Si existen “gananciosos” en este ejercicio de activismo más político que gremial        son los dirigentes de la izquierda extremista y revolucionaria, a la que sólo les interesa quebrar el orden social y jurídico. Son los facciosos claramente destituyentes que ya, el día anterior al paro de 24 horas, estaban anunciando el próximo de 36.  Montados sobre realidades muy dolorosas e indiscutibles (freno a la economía, aumento de la pobreza, tarifazos descontrolados, inflación, etc. etc.) sólo les interesa el caos, por el caos mismo. Son los eternos promotores de la gimnasia revolucionaria que los puede llevar a los lugares del poder QUE LA CIUDADANÍA LES HA NEGADO UNA Y OTRA VEZ. Todo con la adhesión incondicional de los rastrojos del “cristinismo” que (valga la PARADOJA), creó las condiciones propicias para llegar a este estado de conflictividad social cuasi permanente.

  1. UN FUTURO MUY SOMBRÍO: “En resumen, el peronismo tiene un problema… el sindicalismo peronista tiene un problema. No encuentran una conducción a la que seguir. Están perdiendo su esencia y no se están dando cuenta. Saben cómo hacer daño pero no atinan hacia dónde dirigirse luego. Massa está afuera debiendo estar adentro, Cristina está adentro debiendo estar afuera y Urtubey espera que este absurdo se resuelva antes de ir por la conducción del PJ”.

   “Hoy el peronismo, y en especial su brazo sindical, es una gran PARADOJA. Moyano, Caló y Barrionuevo no deberían haberse ido y ahora ya no pueden volver. Daer, Schmid y Acuña, no deberían estar y ahora no saben cómo salir. El enojo y las necesidades culturales de volver los mantienen activos. El problema que tienen es que no todos quieren ir hacia el mismo lado, ninguno quiere irse y ninguna sabe como quedarse. Triste PARADOJA El movimiento que se auto definió como “VERTICAL” carece de Conducción y, el peronismo político y sindical, sin Conducción, NO SABE QUE HACER”.   

 

 

 

Deja un comentario


*