“Somos un 60% país de tránsito y un 40% que no solo queda, también se forja aquí”

Notas digitales

Narcotráfico y violencia – Entrevista con la especialista
Laura Etcharren

La socióloga e investigadora especializada en narcotráfico Laura Etcharren dialogó con EL REGIONAL sobre la problemática. Reconoció que la lucha contra el tráfico de drogas fracasó en todo el mundo y remarcó la trascendencia de la batalla contra el narcomenudeo, la otra cara del mismo flagelo. Destacó la labor realizada en la materia en Córdoba a través de la Fuerza Policial Antinarcotráfico.

 

Escribe: Germán Giacchero

 

“Villa María es una zona neurálgica de la provincia. Y el negocio de las narcofamilias no difiere en demasía de otras localidades”, había expresado la investigadora Laura Etcharren en una nota publicada en la pasada edición. La especialista en narcotráfico respondió un cuestionario realizado por este medio vía correo electrónico, del cual se reproducen a continuación algunos fragmentos destacados.

Etcharren es consultora en la materia y asesora a distintas provincias, entre ellas a Córdoba desde la implementación de la Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA). Es especialista además en organizaciones criminales como las maras centroamericanas y autora del libro “Esperando las maras, estado embrionario en la Argentina”.

 

¿En qué se diferencian el narcotráfico y el narcomenudeo?

“Hacer diferencias sería una equivocación. Prefiero, con el rigor de la investigación, marcar una relación dialéctica. Con el paso de los años comprendí que sin narcomenudeo no hay narcotráfico y que sin narcotráfico no hay narcomenudeo. Este último es la base primaria del primero.

Las bandas dedicadas a la venta al menudeo también realizan trabajo de campo. Hacen inteligencia y contrainteligencia porque la droga, entendida como un proyecto de muerte, les garantiza el monopolio de la fuerza al descomponer de forma sostenida el tejido social.Se instala la violencia en todas sus expresiones”.

¿Qué implicaciones sociales tiene cada uno de ellos?

“Ninguna de las dos expresiones de un proyecto de poder existiría  sin la legitimidad dela otra. Eso hace que ambos negocios –micro y macro- deban ser estudiados y analizados como un bloque de retroalimentación en donde la droga es el elemento central pero que se potencia mucho más con el resto de los complementos que hacen, que el Narco, sea la principal vertiente del Crimen Organizado. Se trata de las armas y el dinero”.

¿De qué modo se los combate?

“La lucha contra el narcotráfico, hasta el momento, fracasó en todo el mundo. Y eso se debe a dos cosas: la primera, no haber entendido  que el narcotráfico es un proyecto de poder.Y la segunda, tiene que ver con la subestimación del narcomenudeo. Con la reducción del mismo a decir, por falta de trabajo de campo, que la lucha contra el narcomenudeo lo que hace es llevar adelante la persecución a los consumidores cuando en realidad, la lucha contra dicho mercado, es la lucha contra las bandas que abastecen a dichos consumidores.

Se lucha contra la venta al menudeo porque seentiende que la droga como enfermedad es también la base primaria de la droga como delito.

El narcotráfico se consagra en nuestro país en el año 2014 y consolida sus brazos armados en el año 2015. Todo un proceso, que si se parte del año 2000, es causalmente coincidente entre mutaciones delictivas y quiebres sociales.

¿Existen políticas activas en la materia?

“Es importante destacar que Argentina pasó de la construcción de un ‘estado de sensación’ en materia Narco a un reconocimiento de la problemática que es fundamental pero con una bajada de línea que tiene que ver más con una expresión de deseo y/o slogan que con una realidad: ‘Argentina sin narcotráfico’. Y esto es todo un tema porque somos un 60% país de tránsito y un 40% que no solo queda aquí sino que también se forja aquí. Además, claro está, de que no toda la región está bajo la misma línea de reconocimiento y trabajo.

Por otro lado, en las mismas hay un sentido de realidad más profundo porque en muchas de ellas la mirada social es más acabada, ya que pueden percibir la construcción del caos en los barrios a través del arribo del narcomenudeo. De ahí la desfederalización de la lucha y el compromiso asumido.

La seguridad nacional, en un amplio porcentaje, está sostenida por las distintas acciones que las provincias llevaron adelante en la lucha contra el narcomenudeo y sobre otros delitos no vinculados a la droga”.

¿Por qué combatir el narcomenudeo en Córdoba con la FPA y no contra la estructura superior? ¿Cómo se batalla contra los dueños del negocio?

Córdoba tiene la particularidad de ser una provincia resiliente. La creación de la FPA es la consecuencia de una situación compleja al interior de la policía -división drogas peligrosas-. Fue salir progresivamente de una situación hasta darle forma a una idea que hoy tiene claros y contundentes resultados.

La problemática puso en jaque a la Provincia y a sus ciudadanos. La realidad imponía una respuesta concreta a un flagelo concreto.Así es que el entonces gobernador José Manuel de la Sota configura la primera fuerza de élite del país dedicada a la lucha contra el Narcomenudeo.

Córdoba, en la actualidad, es la única provincia que cuenta con 3 fuerzas de seguridad debidamente diseñadas: Policía de Córdoba, Fuerza Policial Antinarcotráfico, Policía Barrial y una división fundamental dentro de la Policía de Córdoba es la de Antiterrorismo.

El Narcomenudeo desintegró la esencia del barrio. Y el mejor aporte de la provincia de Córdoba a la Nación fue y es luchar contra el Narcomenudeo, así como el mejor aporte de la Nación es luchar contra el Narcotráfico para que la droga incautada no llegue a los barrios.

Por ende, a los dueños del negocio se los batalla desde lo micro a la macro y desde lo macro a lo micro. Sin subestimar a ningún brazo armado, conociendo los eslabones de la cadena narco criminal, a las células de carteles. Y con un trabajo conjunto y ampliado.La lucha contra el Narcotráfico es para compartir y no para competir”.

¿Cuál es el nivel de complicidad o connivencia del narco con la Justicia, la policía y la política?

“Sin la connivencia de algunos de estos sectores de poder inclinados al delito el Narcotráfico jamás si hubiese consagrado. Ni en Argentina, ni el mundo.Hay una globalización. Omisión, negación y desidia, también son factores conniventes”.

 

Deja un comentario


*