De perros verdes, “canas” azules y almas en pena…

El Suricato

 

 

¡Pa’ entretenerse un rato leyendo no hace falta hablar tanto de política!

Arroyo Cabral

Alcalino, el mediador

 

Ya se sabe que la labor de un intendente suele ser todoterreno y sin horarios. Más en los pueblos chicos, donde todo el mundo se conoce. Pero, al jefe comunal cabralense le tocó pasar por una situación indeseable el pasado fin de semana.

Lo que debía ser una fiesta deportiva, con la disputa del clásico local entre Rivadavia y Colón en las inferiores derivó en un hecho bochornoso, a las que nos tiene lamentablemente acostumbrado el fútbol. Chicos de la categoría 2001 de Colón agredieron con golpes de puño y patadas al árbitro Esteban Aguilar. El referí tuvo que ser atendido tras sufrir algunos traumatismos.

Entre quienes intervinieron para pacificar la cuestión y detener las agresiones se encontraba el propio intendente Pablo Alcalino, quien junto con otras personas, se interpuso para detener la agresión. Bien por ese lado, pero muy mal por los pibes que participaron en tan lamentable y vergonzoso suceso.

Para una sanción ejemplar.

 

 

La Carlota

Estupor por abuso de una nena

 

En las mismas horas que por estos lares se conocía el hallazgo del cuerpo de Tamara Córdoba, asesinada y quemada en un baldío de Villa Nueva, más otros casos de trascendencia nacional, La Carlota se enteró con estupor del abuso sexual reiterado padecido por una chica de 13 años. Tras la denuncia de su madre, la policía detuvo a tres personas mayores, de los cuales no trascendió el nombre de manera oficial (aunque en la ciudad se comentó): se trata de dos hermanos en uno de los casos de abuso reiterado y un familiar de la menor, en otro de los casos.

Lo que más conmocionó fue la novedad que los hechos de abuso se habrían repetido en el tiempo y en uno de los casos se encuentra implicado un pariente de la nena que habría confirmado los sometimientos en Cámara Gesell.

Otro suceso que debe recibir una sanción ejemplar.

 

La Palestina

A Portesio le cayó la cana

 

No, no es que Portesio haya caído en cana, ni mucho menos. Lea bien, por favor. A Cristian, el intendente de La Palestina, le cayó la cana. Algo canoso puede ser que esté el hombre, pero tampoco va por ese lado. Es que desde hace unos días “La Pale” tiene móvil policial nuevo. Hubo presentación oficial y todo, entrega de llaves, apretón de manos y sonrisas.

Al jefe comunal se lo vio rodeado de representantes de la policía de Córdoba en el acto de presentación de la flamante unidad, una camioneta reacondicionada para la cual la Muni tuvo que desembolsar algunos billetes junto con fondos provinciales.

Los “azules” no tenían móvil desde hace más de un año, cuando el viejo Renault 12 no dio para más. Para el patrullaje se utilizaban dos motos, por lo que este rodado viene al pelo para esa labor. Una tarea que se ve resentida en muchas localidades donde los móviles o están obsoletos, rotos o brillan por su ausencia.

Al menos, por aquí tuvieron suerte…

 

 

Ordóñez

De perros y viejos verdes

 

El perro verde tiene versión argentina. Sí, señores. Aunque ustedes no lo crean, aquí nomás ocurrió algo poco usual. Nacieron perros  de colores poco frecuentes: uno de color verde y otros dos amarillentos; mientras el resto presentó el pelaje de la madre. Fue en Ordóñez y la novedad ocupó espacio en algunos medios de la comarca.

Dicen que este hecho singular tiene una explicación que va más allá de las ocurrencias que suelen escucharse ante fenómenos así. Un veterinario aseguró que el color del pelo de las crías suele tener relación con la placenta durante la gestación y que se modificará cuando cambie el pelaje.

“Al contrario de algunos vecinos”, comentaban algunas mujeres por ahí. “Por más que crezcan y pasen los años, siguen siendo viejos verdes”.

 

Ticino – Pasco

Almas en pena y otros cucos

 

Cada tanto se suele escuchar que reaparecen historias pueblerinas de personajes sobrenaturales o extraños que forman parte de los mitos populares. Un caso de estos es “La Llorona”. De cuando en cuando es posible oír de su repentina aparición en distintos lugares del país. Y más allá de algún bromista o no, los vecinos suelen tomarlo en serio y alarmarse ante hechos de este tipo. Así, el suceso se transforma rápidamente en noticia y se publica en algunos medios. A veces, sin tener tanta entidad como para ser un hecho noticioso, en fin…

Algo así ocurrió con una publicación en Facebook que hizo una locutora de una localidad de la región, quien quedó intrigada por un hecho curioso. Palabras más, palabras menos sostuvo que percibió la voz de una mujer que cantaba, pero no observó a nadie que lo estuviera haciendo en ese momento. Claro, estaba en el cementerio de Ticino, nada menos. Así que la cuestión no resultaba tan simple de resolver.

A partir de allí hubo una serie de comentarios entre los que apareció un relato sobre un personaje extraño que aparecería en Pasco. “Uno de tapado negro. Varias veces lo vimos. Emite silbidos que te dejan los oídos sordos”. Creer o reventar, son historias que suelen repetirse con bastante frecuencia en los camposantos de nuestros pueblos.

Por las dudas, algunos ya prendieron algunas velitas por si son ánimas en pena que andan dando vueltas por ahí… “Que las hay, las hay”, dice una vieja expresión.

Aunque claro, otro  dicho bien lo dice: “Hay que tener miedo a los vivos y no a los muertos”…

 

 

Deja un comentario


*