Flagelo imparable: Drogas y redes sociales…

Entre Café y Café

Feminicidios: 7 de cada 10, muertas  por su círculo
íntimo.

En Argentina muere una mujer cada 18 horas  como consecuencia de la violencia de género. O machismo exacerbado y asesino. Un flagelo que ya nos ha desbordado.  Analistas de la materia señalan con un fundamental involucramiento a los denominados  “lumpen”, vocablo muy usado en los ´70, con los que se señalaba a los que viven en  marginalidad, ahora es preciso agregarle  lo peor: narcos, sicarios, chicos sin escuela, niñas violadas convertidas en madres, pibes  abandonados condenados  a la eterna indigencia  y el perverso aprovechamiento de la pobreza y de la miserabilidad  por un poder que los usa como clientelismo político.

 

Escribe: Miguel Andreis

 

 

Hay miles de mujeres que ya no están y lo peor, entre las que indefectiblemente  no estarán, la sociedad permanece impotente para frenar  tan repugnante accionar.  Mientras que por allí  deambulan agazapados  voraces seres con formato humano que  esperan el momento oportuno para saciar su sed de testosterona desbordada y perversidad  desmesurada.

Y si bien en todas las épocas hubo mujeres vejadas y mutiladas de la forma más cruel, nunca, jamás tantas como ahora. En la actualidad el nombre de una niña- adolescente- jovencita o no tanto, rápidamente es borrado de las portadas de los medios de comunicación y obviamente  de la memoria colectiva social porque otra ocupa  su lugar.

 

Sin bien los factores de semejantes aberraciones  son  múltiples, hay doscomponentes que detentan la mayor influencia: drogas (alcohol) y redes sociales de  Internet. No implica lo dicho en absoluto  el no reconocer los adelantos que nos han permitido este nuevo y revolucionario  método de comunicación (Internet). Solo que sus aplicaciones son tan variadas que rápidamente también se convirtió a través de las redes sociales en un eficaz aliado de los victimarios. Una herramienta “formidable” para pederastas, violadores, abusadores y delincuentes de perversidad infinita… el cóctel de ambas,  con alguien que perdió el sentido de sus límites, como los adictos que  quedan predispuestos a romper todos los  frenos de la racionalidad. Violar y asesinar  forma parte de una gran cantidad de individuos  que transitando en una vereda hasta dan la sensación de ser  normales.  Gran parte de los mismos tienen antecedentes penales. El primer intento “solo quedó” en la violación en la mayoría de los casos.

 

 La pregunta es por qué  tantos de estos abominables seres siguen gozando de libertad.

Mientras la droga crece geométricamente  en su consumo, las redes sociales se transforman en un anzuelo perfecto para abrir el camino a una relación afectivo  y  asesinato  posterior.

Países que van tomando medidas

Los chinos, rusos, estadounidenses,  turcos y algunas naciones más, ya adoptaron  medidas extremas  en  el control, específicamente de lo que son las “redes sociales”. Las penas son durísimas. China y Turquía plantean  un acotamiento de horarios en los usos de determinadas vertientes  del cyber espacio. En los grandes países no buscan violadores sino  “terroristas”  que es su gran temor.

Se señala que  todas las medidas que se tomaron hasta en estos días en distintas partes del mundo en cuanto a control en las redes socialesson absolutamente insuficientes.La idea puesta en marcha desde Francia consiste es un control planetario a todas las bases de datos.  Apuntan a  la detección de palabras claves que permitirían  detectar a los potenciales abusadores o terroristas y, si bien, se habría avanzado en la materia, todavía se necesitaría de varios años más para lograr un paraguas realmente efectivo.

 

—————–

Números oficiosos dan cuenta que más de  un  57% de los hechos fatales tuvo  como hilo conductor de acercamiento entre ambas partes lo que denominamos chateo en redes sociales,  (un factor que los padres deben tener en cuenta), el otro elemento  direccional es que luego de tales comunicaciones escritas, viene el intercambio por telefonía. La mayoría de los asesinos son mayores de 18 años y en cuanto a las damnificadas   son elegidas entre los 12 y 18 años. En todos  los homicidas hay adicción o consumo de drogas. Los violadores y asesinos  tienen en su gran mayoría  antecedentes penales y condenas incumplidas.

——

Es que detrás de una pantalla escribiendo  y con fotos que en la mayoría de los casos no son las reales,   quien escribe esconde su verdadero  perfil cuenta lo que desearía ser y no lo que es en realidad. Así  pone en marcha el entretejido de tela de araña con final atroz. La multiplicación de la sexualidad en todos los órdenes, básicamente de la televisión  e internet, pasando por  la reducción de edad de las niñas y adolescentes  en la iniciación, por ejemplo, de la colocación de la vacuna HPV (contra papilomas) toda una señal que no se puede pasar por alto. Los  pervertidos, en su mayoría irrecuperables, observan  un campo propicio para su  patética obra.

Datos a tener en cuenta

  • En la Argentina hay 50 ataques sexuales por día. Durante 2015 se observaron 3746 violaciones, según la estadística nacional de delitos. Esta cifra representa una tasa de violaciones de 8,7 cada 100.000 habitantes.
  • En 2015 hubo 13.520 víctimas de delitos sexuales, sin contarse las violaciones consumadas. La tasa es de 31,3 cada 100.000 habitantes.
  • -Entre 2008 y 2015 se registró un aumento del 78% de los Feminicidios mientras que el incremento en el período 2014-2015 fue del 26%.
  • -Además de las estadísticas oficiales, informes de la sociedad civil confirman esos números. El Observatorio de Feminicidios en Argentina señaló que, entre el 1° de junio de 2015 y el 31 de mayo último hubo 275 feminicidios.
  • Dos de cada diez mujeres asesinadas en la Argentina habían presentado denuncias.
  • -La jueza Elena Highton de Nolasco, recibe unas 900 denuncias por mes. En el 71% de los casos, el agresor es o fue pareja de la víctima.

-El 58% de los homicidas fueron parejas o ex parejas de las víctimas, mientras que otro 12% fue cometido por familiares. De esa manera, 7 de cada 10 mujeres fueron asesinadas por personas de su círculo íntimo.

Si bien esto se da en todos los estratos sociales, se acentúa entre la marginalidad y la exclusión. Según la Procuración General de la provincia de Buenos Aires, el año pasado se notificaron en territorio bonaerense más de 67.000 denuncias por violencia de género.

Fuentes: La Nación: Registro Nacional de Feminicidios; Ricardo  Andahazi,  Perfil…

Deja un comentario


*