Córdoba, Villa María y la región rendidas a los pies de Cambiemos

Notas

Pasaron las PASO: arrollador triunfo del macrismo & aliados

 

Si en las presidenciales Córdoba fue el distrito que le sacó la sonrisa más amplia al presidente Mauricio Macri, las PASO no lo defraudaron. Cómoda y amplia victoria sobre el peronismo cordobés, que sufrió un duro revés. Cambiemos se impuso sin sobresaltos en toda la geografía provincial. En Villa María duplicó los votos de Unión por Córdoba aliada con parte del kirchnerismo y ganó bien en distintos puntos de la región.

Escribe: Germán Giacchero

Hablar de paliza resulta una obviedad a esta altura. Pero, eso es lo que padecieron el resto de las fuerzas políticas a manos de Cambiemos en la provincia de Córdoba durante las elecciones PASO del domingo 13 de agosto.

Si bien podía preverse una victoria en función de los antecedentes, por caso el famoso 70% conseguido por Mauricio Macri en el balotaje de 2015 y una cifra menor en las presidenciales de ese año, y algunos otros indicadores, la arrasadora victoria de Cambiemos despertó sorpresas en propios y extraños.

Aunque en voz alta los dirigentes de Cambiemos con Héctor Baldassi a la cabeza “sobraron” al resto con el argumento que era un triunfo para nada sorpresivo, en el fondo no esperaban tamaña diferencia. Del lado del frente quedaron desestabilizados ante semejante cachetazo. Ni en los pronósticos más pesimistas de Unión por Córdoba cuajaba la idea de tal vendaval de votos en contra. La “nacionalización” de la campaña fue el fundamento más recurrente para tratar de hallar una explicación.

Cambiemos le sacó 16 puntos porcentuales de ventaja al peronismo cordobés en el ámbito provincial, donde se quedó con el 44,51% de los votos, incluidos los de Dante Rossi, quien tuvo un digno papel. Cosechó laureles en 17 de los 26 departamentos y la mayor ventaja estuvo en la capital y alrededores. La lista encabezada por Martín Llaryora se hizo fuerte en los 9 departamentos restantes, recogiendo las preferencias del 28,58% del electorado. El kirchnerismo de la mano de Pablo Carro se alzó con el tercer puesto y el 9,89 de los sufragios. En el departamento Gral. San Martín obtuvo su mejor performance, pero lejos del esplendor de épocas doradas.

Si estos guarismos se repitieran en octubre, del total de 9 bancas de diputados que Córdoba renueva, cinco serían ocupadas por el macrismo& aliados, 3 por Unión por Córdoba y una por el Frente Córdoba Ciudadana. Pero podría haber algunos ajustes tras las estrategias planteadas por las fuerzas a la espera de las legislativas que valen en serio.

Tras las PASO, quedaron habilitados para participar en la próxima contienda el Frente de Izquierda y de los Trabajadores, Encuentro Vecinal Córdoba, Izquierda al Frente por el Socialismo y Primero la Gente. El resto, incluido PAIS, el partido del villamariense Enrique Sella, no alcanzó a superar el colador del 1,5%.

 

Doblete en la villa

Uno de los territorios auspiciosos para el macrismo fue  hasta hace poco el mayor bastión K de la provincia. En Villa María, Cambiemos duplicó la cantidad de votos del peronismo mediterráneo y relegó al kirchnerismo al tercer lugar. Se trata de la cuarta victoria consecutiva de “los amarillos” por estos lares.

Con el voto del 71,43% del padrón local, Cambiemos se quedó con el 47,7% del total, con una cifra de 21 mil votos; Unión por Córdoba, con el 24,3%, y Córdoba Ciudadana, con el 15,4%. La alineación del PJ villamariense con el gobierno cordobés no alcanzó para saborear la victoria y evitar el desaire de los desencantados militantes y votantes de Cristina & Cía. El cuarto lugar los villamarienses se lo dieron al frente izquierdista de Liliana Olivero, con el 3,2%.

A modo de comparación, en las primarias del 2013, el kirchnerismo con el actual intendente Martín Gill como segundo precandidato a diputado nacional se alzó con el 26% de los sufragios, mientras que el peronismo cordobés con la suma de las listas de Juan Schiaretti y Llaryora recogió el 25%.

En esa oportunidad, el justicialismo local llevaba como segundo candidato a diputado nacional al actual intendente, Martín Gill. Por entonces, estaban alineados al kirchnerismo y habían alcanzado en esas elecciones primarias un 26% de los sufragios. Cuatro años después, los resultados fueron bastante dispares.

En 2013, los tres postulantes radicales acumularon el 23% de las preferencias y Baldassi, quien ostenta chapa de ganador esta vez, había cosechado un 13%. En esa ocasión, aún no se había conformado la alianza entre la UCR y el PRO.

Por otro lado, PAIS fue solito con cuatro listas y cosechó 925 votos en total (3%). La boleta de Sella fue la más favorecida en la interna, pero no alcanzó para hacer fuerza e intentar alcanzar el umbral del 1,5% en la provincia. Los números le fueron esquivos al histórico dirigente peronista.

En Villa Nueva

Si bien no hubo tanta amplitud como del otro lado del río Ctalamochita, el partido de Macri y aliados se quedó con el éxito en Villa Nueva. Tampoco alcanzó la sintonía fina entre el municipio y la gestión schiarettista. En otro refugio K por excelencia en la provincia, Cambiemos acaparó el 37,16% de las predilecciones del electorado, con unos 5 mil votos en las urnas.

El segundo puesto en el podio se lo llevó UPC, con el 31,72% (4.342 sufragios), seguida por la fuerza kirchnerista con el 15,09% (2.070 votos). Atrás, quedaron el Frente de Izquierda e Izquierda al Frente.

En el Departamento

Villa María y Villa Nueva sellaron la suerte del resto del departamento Gral. San Martín al ser los dos centros urbanos más populosos. Pero, se repitió el esquema principal: solo en tres localidades (Ausonia, Luca, Arroyo Algodón) triunfó el peronismo, mientras que en La Playosa, Cambiemos (ambas listas) y UPC obtuvieron cantidades iguales de sufragios.

Municipios del “palo” comoArroyo Cabral, Chazón, Ticino,  La Palestinay La Laguna garantizaron la victoria de Cambiemos, que también se impuso en Tío Pujio y Etruria.

En la órbita departamental, Cambiemos acopió el 45,23% entre sus dos boletas; seguida por UPC, con el 26,59% y Córdoba Ciudadana, con el 13,36%. Por detrás vinieron las dos listas de izquierda, PAIS y Encuentro Vecinal Córdoba.

 

Deja un comentario


*