Lulo Tais: El Che que yo conocí…

Entre Café y Café

A medio siglo de su asesinato en Bolivia     

 

 

In memorian de Roberto “Lulo”  Taís

 

“La imagen del Che tiene una constancia en mi vida”, comienza diciendo el conocido profesor Lulo Taís (72), quien además tiene bajo su responsabilidad el Centro de Estadística Regional  (CER), ente que pertenece a la Municipalidad.  El educador es uno de los pocos villamarienses que tuvo la oportunidad de dialogar con Ernesto Che Guevara, uno de los íconos mundiales que diera nuestro país en el campo político y humanístico. (Copete)

 

Entrevista: Miguel Andreis

 

Todo comenzó, comenta a El Regional Tais,  por el año 58, apenas ocurrida la revolución cubana. Por entonces éste docente era un militante del socialismo.  “Estaba estudiando en la Biblioteca Rivadavia – por entonces en la calle San Martín 300- , y me viene a ver Daniel Baysre, y me comenta que habían hecho una conexión con Córdoba para la campaña de Solidaridad con Cuba. Otro de los que estaban era Eduardo “Gallego” Requena, participé activamente. Viajábamos por los pueblos. Una actividad incansable con mucha participación informándole a la gente lo que significaba este hecho histórico de Cuba. Yo era dirigente del Partido Socialista local. Quien me consiguió las cosas para que viajara fue Pancho Aricó, escritor, pedagogo, investigador…un villamariense muy importante  de la lucha popular. Cuando hubo que decidir la comisión me eligen para el segundo aniversario de la toma del poder. Así es como me tocó representar a Córdoba, junto con el Gobernador Santiago del Castillo y su esposa. El pasaje lo pagó el gobierno cubano.

Del Castillo tuvo un discurso brillante. Un ejemplo. Los radicales nunca le perdonaron que al regreso dijera que no se era radical sino se estaba con la revolución cubana, apenas bajó del avión. Las críticas les llovieron de sus propios correligionarios”

 

“Llegamos a Cuba, a fines  de diciembre de 1960, debimos sostener montones de escalas para poder llegar. Estaba todo muy controlado por el bloqueo de Estados Unidos. El viaje se convirtió en una odisea. Lo mismo estábamos alegres de lo que nos tocaba vivir”

 

Encuentro entre el Che y Frondizi

“El Che posteriormente viene a Argentina, estuvo en Punta del Este, y Frondizi lo manda a buscar con un marino en una avioneta y se encuentran en Argentina. La mujer del ex Presidente contaba que el Che les dijo que tenía ganas de comer un bife. No lo recibe en la casa de Gobierno. Sino que el encuentro es  informal. Tengo entendido que  fue en la quinta de Olivos. Aquello no se lo perdonaron nunca los militares… uno de los motivos del golpe fue eso”.

 

 

“En Cuba nos esperaban. Todo nos parecía un sueño.

 

“¡¡Un país que hacía la revolución por lo que habíamos luchado toda la vida!!  A la delegación nuestra  la manejaba un doctor de apellido Moyano. Anduvimos varios días hasta que nos avisan que en  tres o cuatro días nos recibiría el Che. Recién a la 1.30 de la madrugada pudimos entrar. Cientos de personas iban a verlo.  Por entonces Guevara estaba al frente del Banco nacional de Cuba.  En su oficina tenía un mapa muy grande que nos indicó los pasos a seguir. En un momento le pedí la palabra a raíz de una opinión que vertió él, donde decía que  la teoría del hambre insatisfecho es uno de los disparadores de la revolución. Y ahí nos contó que antes de la toma del poder se habían reunido con la central de trabajadores de Cuba, y planificaron el asalto de bancos, y que los gremialistas se negaron, y eso respondía a una causa muy concreta, ellos tenían dinero depositados en los bancos. Por eso no se organizaron. Por lo que no se pudo hacer nada. El había ido con un obrero tabacalero y un miembro del movimiento 26 de julio, es ahí cuando le digo que coincido con su teoría y aludo a lo que estaba pasando en Argentina con bancarios que hacían paros y los gremios más poderosos no estaban dispuestos a la pelea. A medida que se tiene hambre se es revolucionario. Esa teoría la sostuvo hasta que estuvo en el Congo, y observó que no solamente el hambre moviliza. Allá en el Congo su situación personal estuvo en peligro. Lo quisieron matar integrantes de un grupo armado.  A la salida el jefe  de la comisión me retó por la comparación. No quería que comparara lo que pasaba en Argentina. Es que honestamente el Partido Comunista argentino no se sentía muy cómodo con el Che”.

 

Un carisma que impresionaba

 

“Con el Che estuvimos más de dos horas. Lo recordaré hasta el último día de mi existencia. Una persona  brillante y muy abierta al diálogo. Un tal Queijó le preguntó cómo veían las condiciones en Argentina y el respondió cuándo iban a hacer la revolución en Argentina. Y se armó una batahola bárbara. Nos contó que mucha de la gente que lo acompañó fueron los militantes socialistas”

 

Cuando el Che trabajó en Vialidad

“Cuando termina la charla me acerco a hablar con él,  y le digo que soy de Villa María, comentándole que se decía que había estudiado aquí en el Colegio Nacional, me niega eso y cuenta que el estuvo en Las Perdices mientras construían la ruta 158, para Vialidad Provincial, lo que infiero que las cartas de su padre citando a Villa María responde a que debe haber parado  en un pensión por el lado del Bulevar Vélez Sarsfield”.

 

Comandante Pombo y Baysre

Las improntas de la vida. Uno de los que se movilizó por la revolución cubana fue el citado profesor Daniel Baysre. Pasan los años, y en el 2015, el referido educador forja en Cuba una profunda amistad con Harry Villegas, o el Comandante Pombo (81). El último guerrillero que acompañó al Che hasta minutos antes de ser fusilado por el gobierno Boliviano. Las últimas palabras del Che para Pombo fueron: “usted se va de aquí compañero, lleve toda la documentación que tenemos. Esta gesta tiene que conocerse”

One thought on “Lulo Tais: El Che que yo conocí…

  • Me parece fuera de época este artículo…..Argentina no tiene por que sentirse orgulloso de un personaje como el Che….lo que lo hizo famoso aqui, fu´we la propaganda zurda, que machaco tanto el “patriotismo” de esta persona, que terminó como un fetiche…A muchos de los que lo admiran, si el Che hubiese estado aqui, los habria fusilado, como hizo en Cuba….

Deja un comentario


*