Hipódromo: “Un atractivo que falta potenciar”

Notas

Un grupo de simpatizantes del turf y ex dirigentes del Jockey Club Villa María destacan la “industria” que gira alrededor del mundo de los caballos y las bondades del hipódromo de la ciudad. Pero sostienen que se trata de un atractivo que podría verse potenciado en términos turísticos con una inversión adecuada y una necesaria renovación del centro hípico.

 

Escribe: Germán Giacchero

 

Corrían los primeros años del siglo 20. Villa María se expandía en forma desordenada. En ese tiempo surgió el proyecto de “Villa Hipódromo”. Un lugar alejado del centro de la urbe, al noroeste, que contemplaba la radicación de habitantes de menores recursos y el establecimiento de pistas de carreras de caballos, velódromo, entre otros emprendimientos de ese tipo. Pero, la iniciativa inmobiliaria se fue perdiendo poco a poco en la memoria de muchos villamarienses, según lo cuenta Bernardino Calvo en su libro “Historia de Villa María y de sus barrios”.

Por entonces, eran célebres las carreras de cuadreras, uno de los atractivos de la época, donde asistían los vecinos en forma numerosa. En el actual Bulevar España se encontraba la cancha de cuadreras, luego clausurada, para habilitarse una construida por la Comuna, que en sus presupuestos de inicios de siglo ya preveía ingresos  en conceptos de “hipódromos” o “circos de carrera”.

Más acá en el tiempo, el 27 de abril de 1935 surgió el Jockey Club Villa María, tras lo que era el tradicional Club Social. La flamante entidad obtuvo los beneficios de la venta de los boletos de carreras de los hipódromos de Palermo, San Isidro y La Plata.

El 6 de septiembre de 1942 se inauguró el nuevo hipódromo, a la vera de la ruta hacia Río Cuarto, predio donde permanece desde entonces. Según Calvo, la creación del centro hípico clausuró “un largo y controvertido capítulo de la historia villamariense, estrechamente vinculado a la problemática de su expansión demográfica”.

 

“Una pequeña gran industria”

 

Desde antaño, el universo hípico fue en crecimiento y se ha convertido en “una pequeña gran industria” a la que resulta necesario potenciar como un atractivo turístico más de la ciudad. Así lo considera un grupo de simpatizantes y ex dirigentes del Jockey Club.

En un texto remitido a la Redacción, Matías Iglesias, René Rached,  Antonio Carpinteiro y los doctores Walter Geisa y Rolando Berón trazaron un panorama alentador en materia de turf, trote y haras, además de destacar las bondades del hipódromo villamariense, poseedor de características que lo hacen sobresaliente en la provincia.

Pero, remarcaron la necesidad de renovar la cara del centro hípico y realizar inversiones en materia de infraestructura para contribuir con la creación de un nuevo polo de atracción turística en una ciudad que busca proyectarse como tal.

“El Hipódromo de Villa María, por su ubicación geográfica, es uno de los más importantes y de los más bellos del interior. Por sus  dimensiones, la pista es la más ancha (entran mayor cantidad de caballos sin que se molesten) y larga, con 2100 metros de extensión. Además, cuenta con una recta de 700 metros que es única”, remarcaron.

Para graficar el negocio que se moviliza alrededor del hipismo, indicaron: “Ciento veinte ejemplares componen el parque caballar, que son atendidos por 15 compositores, 50 peones y vareadores, además de amansadores. Da trabajo a jockeys, herreros, forrajeros, transportistas, veterinarios y personal permanente de la entidad. Por eso se dice que se ha convertido en una pequeña gran industria”.

Además, expusieron cifras de lo que ocurre en días de carrera. “Cuarenta personas trabajan y generan ingresos para 30 ó 40 jockeys, imprentas, publicidades, adicionales para la policía, emergencias médicas, concesionario gastronómico, starter, vendedores de boletos rematadores, entre otros”.

 

Trote y turf

 

Los “pingos” de carrera le reportaron grandes satisfacciones a Villa María. “Este año el turf de la ciudad alcanzó un nivel excepcional: un ejemplar cuidado en las instalaciones locales obtuvo la triple corona, al ganar en Villa María, Córdoba y Río Cuarto. Se trató de un caso único en la historia. Además, otro caballo ganó tres veces la copa UTTA. (Unión Trabajadores del Turf y Afines), en Venado Tuerto, Gualeguaychú y Córdoba”, enfatizaron.

Pero no todo es turf. El trote es otra de las actividades desarrolladas en el hipódromo. La Asociación Villamariense de Trote es una de las instituciones madres de esta disciplina en la Argentina. La pista donde se realiza esta actividad lleva el nombre de “Presidente Manuel Vicente”, en homenaje de quien fuera uno de los fundadores y presidente durante 32 años. Un dato: según la asociación, por la calidad de su piso se han desarrollado los mejores tiempos del país.

“En la región existen 12 haras de caballos pura sangre de carreras. En lo que hace a los caballos de trote, hay varias en la región que no solamente abastecen el mercado interno, sino que una gran cantidad de ejemplares son exportados a países vecinos. En el tatersall de Villa María se cuidan unos 25 caballos de trote”, precisaron desde el grupo.

Tras realizar esta descripción, los interesados subrayan que resulta necesaria una refacción del predio para atraer más visitantes y convertirlo en un centro de reunión familiar, ofreciendo más y mejores servicios.

“Ante este panorama es necesario modernizar las instalaciones con nuevas empalizadas e iluminar toda la pista para aprovechar el período estival. Esto atraería a toda la región y ciudades vecinas porque sería la única pista con iluminación. Al lugar podría concurrir así toda la familia e instalarse a comer un  buen asado al aire libre, por ejemplo. Mientras, ven el espectáculo turfístico que brindan los caballos de carreras pura sangre o disfrutan de los mejores trotadores del país”, concluyen.

 

Firmaron el escrito: René A. Rached (Documento 8.008.465); Matías Iglesias (6.586.525); Dr. Walter Geisa (10.857.356); Dr. Rolando Berón (5.879.384) y Antonio Carpinteiro (8.578.824).

 

 

 

 

 

 

 

One thought on “Hipódromo: “Un atractivo que falta potenciar”

  • me gustaria que se ponga en google , yuotuo , la historia del turf villamariense ,desde sus comienzo que tengo entendido ,que sus comienzoz fueron , por la zona ,donde estan ubicados los tartesales , ahi me supieron contar , como el famoso Gato JUAN M. CASASNOVA( jokey y cuidador)soy testigo desde que tenia unos seis años aproximadamente.Conoci a Tavecchio,Lopez,Foncesa,Acosta,Sastre,Aramburu,Albornoz,Braco,los hnos,Barcena,ect.ect.
    JOKEY,como Romero Luis y su hno. Argentino ,los hnos.Albornoz Manuel y Luis,Pereyra (el gauchito),Neyra,Lopez(chiquito)Castro(el guaso)Aramburu Ruben,Murrunga,Caballero(el negro los galgo)Barcena (hijo)Toledo Jorge,Gomez Luis(sarche)Maidana Ramon,ect.ect.por favor hagan conocer la historia grande del turf local,si se proponen busquen fotos filmaciones de el canal local en esos tiempos 2 VAR-CIN y fotos el señor no recuerdo su nombre , pero trabaja en el DIARIO CENTRO DEL PAIS,DESDE YA MUCHAS GRACIAS.

Deja un comentario


*