Acuerdo con el FMI ¡¡De nuevo la burra al trigo!!

Notas

 

Por: M.A

La lluvia en Buenos Aires y casi todo el país, parecía ser un preanuncio de lo que por cadena nacional diría pasado el mediodía del martes 8 el Presidente Mauricio Macri. Las pizarras mostraban un dólar que jugaba al sube y baja  como  una irónica burla para el ciudadano común, que sin comerla ni beberla sufrirá las consecuencias. El mandatario  mirando las cámaras  y casi con la misma culpa de arrojar un pañal usado, se refirió: “Hace minutos hablé con Christine Lagarde , directora del FMI, y nos confirmó que vamos a arrancar hoy mismo a trabajar en un acuerdo. Esto nos va a permitir avanzar en este plan de crecimiento y desarrollo, dándonos respaldo para enfrentar este escenario global y evitar crisis como las que hemos tenido”. Habló de que los intereses  que aplicará dicha  institución que es la mitad de lo que nos prestan en este momento. La primer pregunta de obviedad primaria es  ¿Por qué no lo hicieron antes? Durante meses hemos escuchado de la eficiencia de Caputo que consigue millones de dólares al doble de lo que se deberá pagar al FMI. No es fácil comprender tantas contradicciones.  Difícilmente por ahora  alguien se anime a hablar de los capitales que llegarán. Aunque todo es posible en esta carrera del poder donde las reglas de juego no existen.

 

Macri indicó que “se está detrás de dicho apoyo financiero porque no encuentran manera de frenar el déficit fiscal. Hoy Argentina se sostiene del financiamiento externo”. ¿¡Hasta cuándo!?

“Los primeros años contamos con un contexto muy favorable, pero eso hoy está cambiando”

Panorama tormentoso más si recordamos lo que significó históricamente el FMI para nuestro país. Ellos ponían los ministros de economías y fijaban las pautas en todos los órdenes  y medidas a tomar. Desde el congelamiento de sueldos hasta los que pasarían al círculo de desocupados.  Cuesta creer que esa concepción del Fondo haya cambiado.

Posiblemente el Presidente en su desesperación apeló a la puerta que tenía más cerca. Tal vez no la de la salida. Quizás sí. Lo concreto es que a todas las divergencias que el país ha venido  sosteniendo hasta el momento, le agregamos un factor de mayor discrepancia política- económica.  Unos porque no olvidan lo que significó esta institución para Argentina, otros porque ideológicamente observaran este acercamiento como una nueva entrega del país  y no faltarán los que desplegarán un oportunismo propio basados en viejas consignas  de los años setenta. “Mientras peor para el gobierno mejor para nosotros”

El martes tuvimos una de las apuestas políticas de mayor riesgo para el orden constitucional. Ponerse de novio con el FMI, es un implícito pacto con la infidelidad. Que siempre provino de ellos. Qué nos puede hacer suponer que en esta oportunidad va a ser diferente. Claro, sincerémonos, con dichos fondos se llega con cierta tranquilidad hasta el 2019 ¿¡Y después!?…

Solamente un dato. Al mismo tiempo que se anunciaba la reducción de contratos y la baja de obras públicas, se realizaban  nombramientos en 13 ministerios…

Deja un comentario


*