Macri: El difícil arte de enamorar…

El Deschave

Mantiene baja la aceptación a su figura…y  envejece

Y nos quedamos fuera del Mundial. La lógica se impuso. Quizás que  quienes más lo sintieron fueron los hombres del gobierno. El viento de la realidad les  desflecó el paraguas.  En los próximos días comenzarán a probarse el perfil de candidatos para el 2019.  La oposición, especialmente, los peronistas que tienen en sus filas los más singulares variopintos  de la diversidad, aunque desperdigados   se fabrican esperanzas de un regreso. Digamos que lo que nos sucedió con la Selección de que saliera del paro respiratorio por la ineptitud de los morochos nigerianos,  para morir  90 minutos después es, lo que acontece con la economía del país. El FMI ofició de algo así como  un cirujano de urgencia.  Parte de la familia del padeciente  creyó imprescindible el bisturí del mismo (el dinero solicitado al FMI). No todos acuerdan.  ¿Qué ocurriría si no llegaban  esos fondos?(copete)

 

Escribe: Miguel Andreis

Tal como si fuese primavera comienzan a emerger los candidatos.

Todos se creen en condiciones  y con méritos para serlo. Al 2019 son cuatro pasos, doblas a la izquierda y luego caminas unas cuadras por la derecha. La economía a punto de  entrar en coma lo que predispone a la oposición. Lo anhelaban.  Quien no puede parar la hemorragia es Mauricio Macri, con esa anemia le va a ser muy difícil sostenerse en el Sillón de Rivadavia. El peronismo cuando huele sangre se encarga de que ese olor perdure. Perdure hasta la cicatrización o cuando la última gota quede impregnada en el piso.  El fin de Argentina en el mundial adelantó a los actores que  se apresurarán en salir a escena. Por el momento el único que  muestra sus apetencias  es Macri, los demás agazapados. Cristina Kirchner en las últimas elecciones de 2017;en el orden nacional rondó el 21%, ahora las encuestas indicarían que ha crecido ese guarismo ¿¡Creíble!? Sergio Massa y Florencio Randazzo también visitaron el sastre para nuevos trajes. Otro apellido que apareció recientemente y el más sorprendente  fue el de Roberto  Lavagna. Por un lado se indica que completaría la fórmula con José Manuel De la Sota por un lado y con Miguel A. Pichetto  por otro. Con quién lo conoceremos en los venideros meses. Es que el ex ministro de economía tiene una imagen aceptable entre la ciudadanía más allá de cualquier color político. El ex gobernador cordobés  espera. Pichetto también. Solo que como acompañante.

María Eugenia Vidal ¿La gran intriga?

Quien  en numerología social lleva las mejores  calificaciones  es la Gobernadora Bonaerense María Eugenia Vidal. ¿Dará el salto? Los macristas puros,  por el momento y a pesar de la abrupta caída de Macri en la mirada  de la ciudadanía, ni por asomo hablan de que Vidal podría ir en lugar del Ingeniero. Su teoría es muy simple “ganamos la primera vuelta con minoría y en la segunda le demostraremos que el hombre común no quiere retroceder al pasado”. En teoría tiene visos razonables, habría que ver con una sociedad que llega a las urnas con más cargas emocionales que racional. La telaraña de  la economía continúa atrapando a la gestión gubernamental, compleja y ciclotímica. Hasta hace pocos meses Macri aparecía como invencible. Hoy  las hipótesis se multiplican. Posiblemente  frente a un marco sin demasiadas figuras atrayentes mantenga  la máxima magistratura. Pero asegurarlo ya se  establece en el plano lúdico.Por el momento Vidal repite una y otra vez como para darle “tranquilidad” a su tutor que ella no será candidata. En política esas promesas son creíbles hasta que dejan de serlo. Loindiscutible es que la mandataria es una de los integrantes del gobierno que mejor se relaciona con los líderes peronistas y otros referentes de la oposición.  Los cuatro años que necesita quien por el momento conduce lo que aparece como un gobierno de transición necesitará de una habilidad  que no puede exponer a la luz. “Cambiemos”  sabe que está débil en todos los andariveles.  Si logra regular el aire (léase bolsillos de la gente)  puede cumplir sus aspiraciones. En cambio si continúa con un gabinete tan endeble como gelatinoso,  que no demuestra demasiada aptitud, quienes intenten  ayudar que se termine  su  gestión constitucional no va a ser tarea fácil. Demasiadas narices olfateando sangre….

 

La recesión contrasta con la palabra reelección

Córdoba ha sido un significativo  bastión electoral de “Cambiemos”. El dedo y la imagen de Macri fueron decisivos. La UCR aportó lo suyo que no fue poco. En realidad  los boinas blancas sienten que no le han pagado  en relación a lo aportado. Algo ya no es igual en la Provincia. Ni el dedo de Macri tiene  similar incidencia ni los radicales se muestran dispuestos a seguir el derrotero del Presidente. Por otra parte la gestión del Gobernador Juan Schiaretti  crece en cuanto a su imagen.  Y posiblemente se amplifique más. Todavía no se sabe quiénes serán los que se pondrán la camiseta de “Cambiemos” ¿Negri, Mestre? O es que tienen un rostro que por el momento prefieren no mostrar… Tampoco  en la Docta las dudas  encuentran respuestas…

 

 

 

 

Deja un comentario


*