Daniel Lasa responde: ¿¡Podría darse un Bolsonaro en Argentina!?

Nota de Tapa

El Doctor En Filosofía Carlos Daniel Lasa, en un diálogo con EL REGIONAL, expone sus perspectivas ante la posibilidad de que en Argentina se diera para el próximo año una situación similar a Brasil donde a quien casi no se lo tenía en cuentas, con chances ciertas para la Presidencia de dicho país.  Nos referimos a Jair Bolsonaro, un referente de la más acérrima ultraderecha, con un discurso absolutamente fuera de sistema, ganó la primera vuelta y con marcadas posibilidades concretas para el ballotage. Que nos dice… 

Escribe: Miguel Andreis

 

¿Cómo ha observado el posicionamiento de Bolsonaro en Brasil. ¿Puede repetirse algo similar en Argentina?

“No lo creo. Sí, me preocupa una sola cosa, y no me quedo en Bolsonaro solamente, sino que estos cisnes negros se observan cada vez más en distintas partes del mundo. Crecen los líderes de concepciones totalitarias.  Si fuese cierto lo que dice, en cuanto a que va a imponer un sistema de valores que representa, eso es muy peligroso. Se trata de un estado que renuncia a asegurar la pluralidad de opiniones. La libertad será inexistente.  En Argentina vemos algunas fuerzas políticas que desde hace años también hacen un culto del totalitarismo. Claro, no con la profundidad del político brasileño. Desde la coacción mediática e instituciones funcionales al poder, marcan el pensamiento único. Esalarmante porque son la antítesis del republicanismo”

En cuanto al pensamiento único ¿no ha cambiado con el nuevo gobierno?

“En algunos aspectos sigue.  Solo por dar un ejemplo, estode la igualdad de género o aspectos que guardan relación, decir que uno no lo comparte, pero lo respeta, esexponerte a las peores descalificaciones y acusaciones de todo tipo.Tienen el derecho de sostenerlo, pero respeten a quien no lo comparte.  Te consideran enemigo.  Lo mismo sucede con el aborto u otras temáticas.  Son particularidades del pensamiento totalitario. Siempre sustentando la imposición”.

“De una concepción filosófica deriva una concepción ética; que es lo bueno y que es lo malo.  Siempre en el marco de sustentabilidad de la naturaleza humana. No deja de ser llamativo que grandes masas de la población los voten. Es como que se pierde la memoria colectiva.  Desde que declina el tema de Dios en occidente, el hombre absolutiza otra dimensión.  El mensaje es que a través de la Polis (política) se puede alcanzar la perfección, lo que es una tremenda falacia. Esto se observatanto en el liberalismo clásico como en el marxismo.  Pretenden dar la salvación de los pueblos a través de una organización política. Aseguran tener la llave de la felicidad. Son los discursos de Bolsonaro y convengamos que muchos se lo creen”.

 

 

“En una república nadie tiene la verdad absoluta. Nuestra obligación es luchar para que cada día haya más justicia; y no cesar en la convicción por la libertad. La posibilidad de ser diversos entre los iguales”

 

“No creo que en nuestro país se aceptase a un Bolsonaro. En Brasil tienen un movimiento evangélico muy fuerte que lo apoya; los militares y grandes franjas de campesinado.  Culturalmente Brasil y Argentina tienen marcadas diferencias”

¿Qué llevaría al pueblo brasileño a inclinarse por una concepción de este tipo?

“El hastío de corrupción, el cinismo del poder; la impunidad; una economía cada vez más raquítica que arrincona al trabajador… en eso tenemos similitudes, no creo que en Argentina se pueda votar un presidente con estas características. Tuvimos grandes tiranos, quizás peores que Bolsonaro, pero no llegaron por el voto popular. La política es imperfecta porque el hombre lo es”.

 

“EL gobierno de Mauricio Macri ha cometido enormes errores, especialmente en el marco de lo económico. No obstante, si hubiese que votar para volver al pasado o repetir tu voto a un gobierno que se equivocó, pero dejó que la Justicia actuara. Que el sentido de repúblicaasomara, sufrago nuevamente por él”

“Cuando el hombre cree que la política le da una solución plena, estamos fritos”

 

“Pensar que un líder o un caudillo le va a dar soluciones a la sociedad, a un pueblo como el nuestro que nunca cesa en buscarlo, no deja de ser una dificultad arrastrada en los tiempos. Es como que olvidamos rápidamente los fracasos. Esto ya sucedió en otras naciones como conel Duce Mussolini; con Hitler, Stalin y en nuestro país con Juan Domingo Perón. Aún hoy esa fuerza está en la búsqueda de un nuevo líder o caudillo. Si tuviésemos conciencia que las repúblicas se levantan por las herencias de las monarquías, tal vez no repetiríamos los errores.  Nadie puede estar por encima de la Ley, ni siquiera el que ocupa la primera magistratura. Aquí pasó al revés”

 

“La ley en una democracia republicana garantiza el derecho de las minorías. La visión peronista es básicamente totalitarismo.  El peronismo no es clasista, divide entre los que están con el líder y quienes no lo comparten.  Siempre el nacionalismo se basa en el pensamiento propio en detrimento de lo universal. Los pueblos que esconden detrás de los nacionalismos están condenados a un totalitarismo que atrasa. Entiendo que en el país muchas de las cosas que ocurren son producto de un resentimiento social”

 

“Tanto Argentina como Brasil vivieron momentos duros, de dictaduras. El final fue más o menos el mismo, hoy, no creo que aparezca un candidato con esas características en nuestro suelo. Pero claro, están lo que llaman cisne negro, que es lo impredecible, lo imponderable que raramente se da, pero se da… Asegurar que noaparecerá, suena desde el pensamiento como temerario. Personalmente quisiera que no, pero los pueblos no se construyen solo de anhelos… no solo”

 

 

 

 

Deja un comentario


*