“El Intendente no es propietario, es administrador…”

Entre Café y Café

 Colegio de Arquitectos expone sobre el mega canje con privados

 

El pasado domingo concurrieron a “La Rebelión de los Viejos”, programa de FM Centro dos de los integrantes de un grupo de instituciones que han fijado públicamente su posición con el denominado canje o transacción entre privados y la Municipalidad del Salón de los Deportes y la Plaza Manuel Anselmo Ocampo. Situación que ha generado notoria dicotomía en la sociedad villamariense. Más aún, tal divergencia se fue acentuando cuando el mismo día en el Diario Clarín y bajo la firma del  periodista  Daniel Santoro, publicaba que  ingresaría un pedido de investigación por parte de la Oficina Anticorrupción  sobre uno de los oferentes Daniel Souto, de quien se sospecha sería testaferro del ex secretario Legal y Técnico del gobierno Kirchnerista, con varias propiedades, automotores y miles de hectáreas de campo bajo su administración….Por el Colegio de Arquitectos  expuso su presidente Arq. Gustavo Martinotti y Marcelo Picco por la entidad que agrupa a los Maestros Mayores de Obras.

Escribe: Miguel Andreis

Quien comenzó sosteniendo una frase que podría definir el concepto de los distintos entes que se van sumando en la defensa del aludido patrimonio histórico Municipal que “cuando nos juntamos con el Intendente Martín Gill, lo que pretendía es un consenso con la sociedad a través de los entes. Nada de buscar una propuesta en conjunto. Digamos, ya tenían todo cerrado en las pretensiones el proyecto de ordenanza armado.  El llamarnos fue una cuestión estrictamente formal. ¿qué aporte podíamos hacer?”

¿Qué incluiría el canje?

“Se trata de un negociado entre el municipio, la UNVM y privados. Por lo que yo pude leer, que se aprobó en primera lectura, el día viernes en el Concejo, en realidad es como que la UNVM y los oferentes forman una parte, la otra la municipalidad. Lo que primero aparece como propuesta es el deteriorado Salón de los Deportes, ubicado en un lugar estratégico de la ciudad, cuyo valor en tierra es millonario en dólares, a cambio de levantar un nuevo Salón deportivo para varias disciplinas en una hectárea ubicada en el campus Universitario.Lo que planteamos es que no se puede entregar un bien público para obtener algo que es un caramelo de goma: sin papeles.  Pues en el arreglo la presidencia de dicha infraestructura quedaría en manos de la Universidad. Algo incomprensible.  Sin papeles de posesión para el municipio, pero además es preciso preguntarse si una nueva autoridad en la casa de altos estudios, adoptara un posicionamiento distinto al que se maneja en la actualidad”

El municipio está pagando por una propiedad por la cual nunca va a volver a ser propietario.  La UNVM y los inversionistas hacen el mejor  negocio.

“Lo que hace es una sesión de uso mientras el directorio va a estar en manos de la universidad. No va a tener un libre gratuito uso y disposición del “ente”. Cuesta entender qué es lo que se está buscando. No se observa transparencia en los movimientos”

 

“Algún dia el municipio puede dejar de tener la misma relación que ahora con la Universidad y ya nada sería igual. Se habría entregando un bien público que pertenece a toda la ciudadanía sin derecho al reclamo”.

——————–

Hay un montón de temas que se han ido mezclando. Primer punto: esos dos espacios (Salón y Plaza), como contenedores deportivos, son obsoletos. En eso no hay discusión. Lo que ponemos en debate son los destinos a futuro. El Secretario de Obras públicas dijo que hace 5 años que está cerrado. ¿Tiene que ser un privado el que alerte que necesitamos una estructura nueva?Analicemos si la permutaes eficiente. Por lo que está a la vista, digamos que no. Después, si estamos todos de acuerdo y, para protección de la parte urbana, hay un código de edificación que tenemos en duda que se haya analizado, o saber si mínimamente se cuenta con un estudio de impacto ambiental. Se ha puesto en juego un patrimonio histórico municipal, preguntamos, hay equidad en los valores que se tranzan.  Las cifras son de enorme disparidad. No hay equidad”.

 

“Nosotros invitamos a una reunión como para poner en debate, incorporamos gente que pudiera echar un poco de luz. También convocamos a todos los concejales. En esa charla, surgió que el lugar (salón) tenía una tasación de 16 millones de pesos. Pero, Doña Rosa tiene claro que no vale eso. Villa María tiene un montón de instituciones y comercios que estarían dispuesta a pagarlas, si es así”.

¿Por qué el Colegio de Arquitectos tomo la iniciativa y otros entes importantes no se sumaron?

“Entre todo esto, El colegio debería estar porque en todo este negocio hay una pata legal en la que se podrían empezar a pedir cual es la opinión que tienen. El viernes salió la primera lectura y en realidad necesitamos fijar una posición, creemos en un tiempo corto, la idea es convocar a todas las instituciones. Pero esto ya debería haberlo hecho el Ejecutivo”.

¿De qué consenso hablamos? cuando lo que hacen es exponernos el tema y a los tres días mandarlo al Concejo Deliberante. ¿Cuál es la urgencia de este tratamiento?

Plaza Ocampo

“Ellos, (gobierno y empresarios) consideran que no es espacio verde, y yo creo que es un pulmón verde, donde ese bien entregado al ámbito privado es irrecuperable y no tiene valor. Todavía no hay una referencia de valor. Cuando a nosotros nos convocaron para explicar el proyecto del salón de los deportes porque es el que estaba más cerrado desde lo técnico, lo proyectual y desde la parte legal y documentación. Lo otro es como que era una propuesta, algo que ya existía y que cabía la posibilidad de hacer un cambio”.

Inclusión

Lo que debería hacerse es una licitación pública y lo que se recibe debería tener las mismas condiciones. Deberían recibir un bien de igual calidad, ahora bien, después pueden venir ofertas superadoras o que esta sea la única, sea la más viable o rentable, pero por lo menos los medios usados serían los legales y los que corresponde. El municipio es administrador, no es dueño”.

 

Deja un comentario


*