Cuando las pruebas acorralan

Notas

Villa María sumó un nuevo hecho de sangre. En éste caso, un sujeto de 30 años fue detenido por ser el supuesto autor de un intento de femicidio en perjuicio de una joven de 26 años en pleno centro de la ciudad. 

 

Entre la maleza, allí estaba Cristian Oliva (31) – su nombre trascendió extraoficialmente- al momento de ser abordado por los efectivos policiales mientras el sol del mediodía iluminaba todo el baldío. Su bicicleta también estaba allí. El mismo vehículo que había utilizado, presuntamente, un par de horas antes, a las 9 de la mañana, cuando decidió ir hasta el local ubicado en San Martín al 100 (casi esquina Corrientes) – pleno centro villamariense – para atacar a Alfonsina (28), su ex pareja y madre de una pequeña hija que tienen en común, mientras llevaba adelante sus tareas laborales en un local de ropa infantil. Fuentes cercanas afirman que sobre él pesaba una orden de restricción.

Los videos que se viralizaron la muestran a ella, barriendo entre las prendas para niños, mientras él la observaba desde el otro lado de la puerta de vidrio en una situación más bien incómoda. Todo esto fue a media mañana del viernes 30 de noviembre, a plena luz del día.

Las fotografías de ambos corrieron con enorme velocidad por las redes sociales y, obviamente, la indignación se mostró por un nuevo caso que se suma a los que ya la sociedad (provincial y nacional) viene soportando.

La mujer fue trasladada al Hospital Pasteur donde le diagnosticaron lesiones que no revestían peligro de vida. Fue atacada por un cuchillo y asestada con al menos tres “puntazos” que fueron directo a su omóplato izquierdo, brazo izquierdo y el submaxilar izquierdo. Todo un espanto. Inclusive en el video, por la violencia incluida, todo parecería indicar que fue un intento de femicidio.

La detención

A las 12 del mediodía sobre calle Aconcagua, entre Marcelo Ducevich y Avenida Universidad, efectivos policiales, mientras patrullaban, vieron como los pastos se movían de un lado al otro en un terreno sin edificar. En el fondo estaba él, “agazapado”. Fue detenido. También fue secuestrada la bicicleta roja que lo seguía acompañando.  Trabaja la fiscalía de instrucción de segundo turno bajo las directivas de Juliana Companys.  El pasado día lunes, Alfonsina brindó detalles respeto al caso en dependencias judiciales.

Ahora, Oliva debería enfrentar la imputación de “Homicidio calificado por el vínculo y por violencia de género (femicidio), en grado de tentativa”, un delito grave con una pena que ronda de 10 a 15 años de prisión (al momento del cierre de esta edición no trascendió quien será el abogado defensor del hombre).

 Vías de atención

Sigue siendo importante dejar los números de comunicación directa en el caso de sufrir violencia de género como el  Polo Integral de la Mujer ubicado en Ramiro Suárez e independencia, sus teléfonos de guardia son: 154294215 y 156178793

Deja un comentario


*