Adolescencia recortada

Notas

Celeste Heredia (14) fue encontrada con un disparo en su cabeza al fondo de un aljibe en cercanías de Laguna Larga. Vanesa Rojas (38) fue condenada a 10 años por haberla introducido en el mundo de la prostitución. Carlos Heredia, acusado de haberla ultimado, espera su condena.

Celeste Ayelén Caballero tenía catorce años y un camino por recorrer que le fue arrancado conjuntamente con su asesinato. Los dos imputados (una condenada y otro a la espera del juicio) doblaban su edad y un poco más. La prostitución y la corrupción de menores forman una trama repulsiva que tuvo el peor final.

Oriunda de James Craik y residente en Oliva, la joven comenzaba a florecer en la vida sin pensar nunca lo que le depararía el destino: aparecer en el fondo de un pozo de agua abandonado con una marca de bala en su cabeza. Allí, según confesó pero aún no fue condenado, Carlos Miguel Heredia (35), la había arrojado tras haberla ejecutado presuntamente arriba de su automóvil. La vieja cremería de Laguna Larga, donde fue hallada,  hacía tiempo no estaba tan habitada. Y para mal.

Primer condena

Durante la semana que pasó, Vanesa Anahí Rojas, conocida como “La Tucumana” de 38 años de edad, fue condenada a 10 años de prisión declarada culpable de los delitos de “promoción a la corrupción de menores” y “facilitación a la prostitución de una menor de edad”.  Rojas, entonces, reconoció haber introducido a la jovencita al mundo de la explotación sexual desde mediados del 2016 hasta el 10 de febrero de 2018, día en el que fue asesinada luego de concurrir a un boliche craikense la noche anterior.  Todo parece indicar que la acusada (Vanesa) le presentó hombres que pagaban por sexo a la adolescente, entre ellos Heredia, que habría sido el autor del femicidio.

En fotografías de la red social Facebook se puede ver a la jovencita acompañada por Rojas en diferentes fotos; una de ellas, por ejemplo, exponiendo muy contentas las entradas para un baile de cuarteto. “La Tucumana” también admitió haber sido una trabajadora sexual.

Carlos Heredia, por otra parte, transportista oriundo de Laguna Larga está imputado como presunto autor del “homicidio doblemente calificado por uso de arma de fuego y por violencia de género (Femicidio)”. El “Nene”, así es su apodo, está a la espera del juicio oral que seguramente será apenas retorne la justicia de su feria, en los primeros meses del año venidero. Pintar su arma con aerosol o plotear su auto le sirvió de poco, aparentemente. En su hogar se secuestró un revolver calibre 38, la presunta arma utilizada para matar a la adolescente y pedazos de papel utilizados para repintar su auto y también el revólver secuestrado. Las fuentes consultadas  afirmaron que había una relación entre ellos de hace unos meses.

Contradicciones

Los momentos de búsqueda de la muchacha fueron intensos y repletos de nerviosismo. Con el pueblo protagonizando una marcha; con versiones que la definían en Pilar, Rio Cuarto o Bell Ville. Lo cierto es que en un video filmado por una estación de servicio, Celeste estaba en compañía de Heredia la jornada del sábado 10 de febrero y esa era la única prueba fehaciente. Tras siete horas de declaración, Heredia comenzó a contradecirse hasta reconocer el hecho frente al fiscal René Bossio.

Francisco Márquez, fiscal, en diálogo con Radio Show precisó respecto a esto que “se trataba de una chica vulnerable que a razón de un incidente que tuvo con el concubino de su mama se fue a vivir con su padre, quien era amigo de esta señora (en alusión a Rojas)”.

Tras un juicio abreviado, el fiscal Francisco Márquez y María Cristina Rivera de Cerutti, defensora de Rojas acordaron la pena bajo el contralor de la jueva Eve Flores. Rojas, podrá pedir la libertad condicional cuando cumpla las tres cuartas partes de la pena.

Deja un comentario


*