Escuela para varones: ¿sí o no?

Nota de Tapa, Notas

Razones a favor y en contra de la nueva propuesta educativa

El Obispado de Villa María anunció una nueva escuela solamente para varones. Sólo quedan nueve en la provincia, la mayoría ya había ido virando hacia la opción mixta. El porqué de la polémica.

Escribe: Dante Soriano

La noticia llegó a través del obispo Samuel Jofré: un nuevo instituto secundario se instalará en la ciudad. Junto a Fernando Teruel, licenciado en Historia y futuro director de la escuela, expuso que llegaría una casa de estudios exclusivamente para varones. Algo marcado como “una oferta plural que viene a brindar algo que no había en Villa María”. Así se anunció el arribo de un espacio que tendrá, sin dudas una segmentación curricular desde su inicio.

Si bien en la provincia ya existen instituciones de este tipo, algunas voces manifestaron no estar de acuerdo con esta cuestión. Lo cierto es que el Instituto Secundario San Alberto Magno, trasun trabajo previo de poco más de tres años y medio, se pondría en marcha desde el ciclo lectivo 2019 en calle José Ingenieros al 235, sede de la Universidad Católica de Salta.

La propuesta sigue el camino contrario al de otras entidades educativas. No hace mucho tiempo atrás, desde la Escuela del Trabajo de Villa María (IPET 49) se anunciaba que Noelia Meyerformaba parte del cuadro de bandera como escolta suplente. Dicha institución tardó muchos años en ver cómo se acrecentaba su matrícula femenina y ya cuenta con más de treinta entre sus filas.Al igual que el Instituto del Rosario o la Escuela Inmaculada Concepción, en Villa Nueva, fueron abriéndose hacia la mixtura, a modo de ejemplo , cuando eran primeramente sólo para mujeres.

“Hay una demanda insatisfecha[…] y no venimos a competir sino a sumar, a ser un aporte nuevo con esta propuesta desde la comunidad eclesiástica”,indicó en conferencia de prensa el Obispo Jofré.

En tanto, en medio de todas estas palabras hubo un espacio, en palabras del jefe de las iglesias de Villa María, respecto al deseo de ser subvencionados. En determinado momento deslizó el anhelo de que: “el gobierno comparta con nosotros el presupuesto educativo, respondiendo al pedido de los padres. Es un trámite que lleva un año […] por lo tanto hay que hacer un esfuerzo económico importante”.

La oferta, a saber, tendría como norte que los jóvenes egresen con un bachillerato en Ciencias Sociales y Humanidades.

 

Contexto

La ciudad no es ajena –y mucho menos tendiendo un gran foco universitario– a las manifestaciones sociales que van en búsqueda de una igualdad de género. Por dicha razón, la suma de un espacio que tomaría solamente una porción de los jóvenes no es vista totalmente con buenas ojos.

En pleno siglo XXI, la llegada de una institución con dichas características va mostrando, más allá de que es meramente legal, una cuestión al menos anacrónica.  Cuando solamente quedaban 9 instituciones de estas características (según La Voz del Interior),se plantea abrir una nueva institución.

Es importante mencionar que todas estas escuelas tienen que ver con una fuente eclesiástica que tiene varias objeciones respecto a otras formas de vivir la sexualidad; esto sin dudas es lo que más alarma. El precedente inmediato marca el deseo de separar la iglesia del estado (en una edición anterior estuvimos hablando del pañuelo naranja).

Los impulsores de la idea de una educación exclusiva, a nivel global, argumentan que con esta separación se facilitan las mejores oportunidades para cada sexo tratando específicamente a cada uno. En tanto, sus detractores hablan de educación segregada ya que la consideran discriminatoria y sexista.

La polémica sigue abierta.

Otras instituciones

Actualmente, solo quedan nueve con dicha modalidad en la provincia. Siete de ellas está en Córdoba Capital: Pío X (el cual tiene un espacio superior mixto), El instituto Técnico Salesiano Villada y el Santo Tomás. En tanto, para mujeres, el 25 de Mayo, el de las Madres Escolapias (donde se solicita certificado de bautismo en el espacio de inscripción), San José de las Dominicas y el de las Teresas.

En tanto,en Villa Allende continúan el Cinco Ríos (para varones) y el Torreón (mujeres); todos ligados, a la escuela católica. En un dato particular, el colegio Monserrat, ubicado en plena peatonal cordobesa tuvo que tener más de 300 años para que pudieran ingresar mujeres (en 1998).

Deja un comentario


*