“Es una comunidad que ha sido muy minorizada y oprimida”

Notas

INTERPRETACIÓN DE LENGUA DE SEÑAS

Escribe: Daniel Rodríguez

Tres alumnas se recibieron como intérpretes en la Universidad Nacional de Villa María ¿De qué trata la carrera? ¿Por qué es importante tener cada vez más especialistas? Una mirada inclusiva e integral sobre el lenguaje nativo de la comunidad sorda.  Liliana Pagola, quien forma parte de la coordinación de la tecnicatura, se refirió a los contenidos y su actualidad.

Durante el año que pasó, la ciudad de Villa María recibió la noticia de tres nuevas egresadas en una carrera que era inédita (en su dictado) a nivel local. Hablamos de la Tecnicatura universitaria de Interpretación de la Lengua de Señas Argentino – Español la cual había estado presente ya a nivel nacional en otras provincias como Entre Ríos y Misiones pero que en la ciudad tuvo un 2018 auspicioso. Ahora, durante el 2019, la historia se complica en base a que se espera un nuevo reimpulso para todas las personas interesadas – no será dictada ya que fue planteada a término-.

En diálogo con el programa “Por La Mañana” de Fm Libertad de Villa Nueva, Liliana Pagola, quien forma parte de la coordinación de la tecnicatura, acompañada de Mariana Pedraza y Cynthia Falletti, dos de las tres flamantes egresadas, expresaron su alegría además de comentar la actualidad que engloba hoy por hoy a la comunidad sorda que habita a nivel local, provincial y nacional.

“Es algo histórico en la ciudad, en la región, en la provincia y en el país” afirma Pagola  “es una carrera muy nueva y la Universidad Nacional de Villa María fue la tercer universidad nacional que tuvo esta carrera dentro de su propuesta académica” explicó.

En más especificaciones, agregó que “somos participes de un cambio de paradigma en lo que refiere en la comunicación de la sociedad sorda y para quienes el lenguaje de señas es su lengua natural”. Esto, según palabras de la especialista, “es parte del ejercicio de los derechos dentro de los ámbitos sociales y para esto surge la necesidad de formar profesionalmente a intérpretes de lengua de señas argentina”.  El modelo, entonces, “tiene que ver con la educación pero es más amplio; es en cuanto a cuestiones comunicativas o lingüísticas, es la lengua natural de las personas sordas. Eso no quita que puedan aprender a hablar español y otras cuestiones que no nos competen como intérpretes. Es una cuestión de vida, su propia vida. Quieren y tienen derecho a ir a hacer un trámite como para renovar el DNI, o ir a una visita guiada de un museo, una consulta médica, situaciones cotidianas y requieren accesibilidad comunicacional”.  A la hora de ser consultada por la plaza laboral, afirmó que en la ciudad solo hay intérpretes con cargos en el sector de las escuelas secundarias.

Los contenidos

Acompañada por sus ex alumnas, ahora colegas, la profesión acentuó la necesidad de “la visibilización y concientización de las personas y las instituciones en todos los espacios donde es necesario. Son procesos que se dan en el tiempo, no son cambios de un día para el otro pero bueno queda mucho camino por recorrer aunque hay mucho recorrido”.

En cuanto al plan de estudio, el mismo es de tres años y en cuanto a contenidos se puede enumerar lo que tiene que ver con temas generales, teoría sociológica, antropológica, ideas políticas y sociales argentinas del siglo XX, “que sirven como base para una formación integral y luego todas  las materias que tienen que ver con la lengua de señas argentina que tienen que ver con la lingüística y de profundizar el español” enfatizó.

Respecto a la visión integral de dicho sector afirma que los profesionales poseen una mirada “socioantropológica de la persona sorda. No pensamos que es sorda solamente en el ámbito de la discapacidad; vemos a la persona sorda como una persona, primero y ante todo: como una persona que pertenece a una comunidad lingüística que ha sido muy minorizada y oprimida. Esta persona, tiene exactamente los mismos derechos que cualquier otra. Su lengua natural es diferente, pertenece a otra comunidad lingüística pero no por eso no tiene derecho a ejercer los que le compete como ciudadano” cerró.

“Accesibilizar”

Al momento de hablar con las flamantes profesionales,  Pedraza y Falletti, ambas coincidieron en la necesidad de poder participar y asistir. En tanto, se destacaron las prácticas en el canal televisivo UNI TV, museos locales y algunos actos de colación universitarios. En tanto, Falletti, agregó lo importante de trabajar en “varios espacios, no solamente quedarnos con las escuelas” ya que es “muy lindo accesibilizar otros espacios y que tengan la oportunidad de participar en igual condición en cuanto a la comunicación”, apuntando hacia hospitales, sedes judiciales y policiales también.

Ahora, la lucha es por el reconocimiento legal del lenguaje de señas como una lengua y la creación de espacios para poder desarrollarse laboralmente porque de eso depende la garantía de los derechos. �������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������

Deja un comentario


*