Cada edificio debe contar en su interior con una obra de un artista local

Notas

Dicotomía en su sanción

No deben ser muchos los villamarienses que conocen sobre los requisitos para cualquier tipo de edificación de inmuebles. Desde hace más de 8 años se puso en vigencia la Ordenanza Nº 6.821 que lleva una interrelación con la 6.402, donde dicen que “los propietarios de edificaciones deberán optar por una obra de algún artista y / o profesional incorporado en el presente registro”. El mismo se encuentra en el municipio con los autores que se presentaron para hacer conocer sus creaciones.

Escribe: Miguel Andreis

Para simplificar, cualquier ciudadano que haya concluido con su vivienda, para que desde el municipio se le otorgue el “final de obra” deberá instalar en su interior una pintura, escultura o grabado, básicamente de un artista local que forman parte de la lista citada.

Tomando la intención del origen de la ordenanza, habrá que reconocer que esta iniciativa puesta en marcha mucho antes en Córdoba, responde a varias vertientes, uno,resaltar lo estético y otro el incentivar a los cultores del arte en sus distintas expresiones que puedan ampliar su mercado. Es obvio que frente a tal determinación los conceptos posicionales nofueron unánimes. Hay marcadas divisiones sobre este tipo de obligaciones.Además, se puede presumir que ni todos los arquitectos y menos aún los empresarios que están en el marco de la construcción, les interesa demasiado esta manera de proyección de talentos.

Registro de Artes Visuales

Luego de la sanción de la misma se creó desde la comuna elRegistrode Profesionales de las Artes Visuales.  En la oportunidad y en la página en que se muestra a los artistas locales y no locales inscriptos se puede observar una veintena. La gran mayoría son recibidos en universidades o institutos especializados en pintura, escultura o grabados. No obstante, el pasar por un estado curricular no fue impedimento para que otros que no recorrieron dicho camino también figuren en la lista de oferentes. El Registro señalado se lanza con el objetivo de generar una basede datos para que los propietarios de edificiosadquieran obras de talentos autóctonos,según lo establecido en la citada ordenanza.

En el capítulo Nº 8, variable cuatro, calidad especial, variable F de la Ordenanza Nº 6.402. “(Código de Edificación), los propietarios de edificación deberán optar por una obra de algúnartista y/o profesional incorporado en el presente registro, que se estableció a través de una invitaciónabierta con posterior selección de artífices, tal reza la página de la citada área del municipio.

Todos los edificios públicos y privados quese erijan en la ciudad de Villa María, deberán proyectar y ejecutar obras de artistas locales, y deberá ser exhibidas en los accesos interiores o exteriores.

Lo que pudo observarse

El Regional en el intento de trasladarle al lector aspectos pocos conocidos sobre las leyes que nos rigen y sus obligaciones, si se aplican o no.  Comenzó con un recorrido por edificios públicos y privados y, casi sin sorpresas, solo en muy pocos, poquísimos, se encontraron obras de arte de cualquiera de las tres vertientes señaladas. En la pretensión de encontrar más elementos valorativos nos contactamos con algunos de los artistas que figuran como proponentescon sus obras – formidables muchas de ellas-, se las puede apreciar en la página de Registro de los Profesionales de las Artes Visuales, la respuesta de los entrevistados fue contundente. Por una cuestión de resguardar la identidad de los profesionales, no resaltaremos sus nombres.

 La réplica tuvo bastante de similitud entre los entrevistados: “nosotros no hemos tenido un solo llamado preguntando valores o alternativas”; por otra parte, también nos respondieron que algunos empresarios lo único que les interesa es que uno se los comercialice lo más bajo posible”. Serían dos o tres quienes lograron comercializar sus creaciones. ¡¡Edificios hay muchos!! El tema es: ¿¡Se cumple con la Ley!?

El interrogante que flota luego de la ordenanza vigente, queen su debate fue muy polémica, es saber si desde el municipio se controla de la manera más fehaciente la instalación de las citadas pinturas o alternativas. Todo nos permite suponer que eso no acontece.

Villa María tiene un significativo potencial de pintores, escultores, literatos, cantantes, músicos y de las distintas esferas de la creatividad.

Timbre para la Municipalidad. Ignoro si la lidiada ordenanza es lo mejor que se pudo lograr, pero no se puede dejar de observar que se trata, estrictamente desde los cultural un paso adelante para ir abriendo caminos hacia nuevas proyecciones en la materia artística. Esto debería ser un compromiso de todos y principalmente de aquellos empresarios que invierten millones de pesos en una construcción, pero no se muestran predispuestos a estirar ínfimamente esa inversión para que lo estético no pase solamente por el frente de un edificio.

Crédito de foto: Sofía Toribio (Artista Villamariense)

 con una obra de un artista local

Deja un comentario


*