Denuncian por supuesto cohecho al fiscal René Bosio

Notas

En el portal de Cadena 3 de la pasada semana aparecía una nota bajo el título: “Denuncian por supuesto cohecho a un Fiscal de Villa María”. Se trata del magistrado René Bosio.

Escribe: Miguel Andreis

En elsucinto escrito se señalaba que la presentación en contra del aludido fiscal fue realizada por Mónica Araya, la mujer de un detenido enBower que estaría en la órbita de la Fiscalía de Córdoba a cargo del Dr. Horacio Vázquez.

La fémina, según lo expuesto periodísticamente, formuló lamanifestaciónpenal por el aparente delito de cohecho, en contra del fiscal villamariense.Agregando en el portal de la conocida emisora radial que: “La causa es investigada por el fiscal de Córdoba Capital Horacio Vázquez, quien aún no pudo probar nada, pero ordenó las primeras medidas investigativas”.

Bosio -según el escrito- negó la situación y aseguró que no estaba al tanto de la presentación, que se hizo los primeros días de enero. Tal la acusación, los hechos se remontan a octubre del año pasado

El tema en cuestión está relacionado, según se señala, con el “Caso Alejandro Roganti”; y la denuncia provendría de Araya, esposa de Miguel Ángel Valente, uno de los detenidos por el atentado contra Alejandro Roganti.Ella indicó ante la Justicia que recibió vía telefónicaun pedido de 300 mil pesos para “decidir” la excarcelación de su esposo. En la presentación, la referida manifestó que quien entabló contacto con su celular aludió que lo hacía en nombre y con el aval del Fiscal de Instrucción, René Bosio.(Hecho difícil de comprobar).

Desde Cadena3 se comunicaron con el jurista local quien no quiso expresarse sobre la temática.

Vale señalar que Miguel Valente, fue por años un cercano hombre del ex secretario general del Sindicato de Luz y Fuerza de Villa María, Eduardo Brandolín, quien se encuentra imputado al ser considerado por la Justicia como partícipe necesario del Homicidio en grado de Tentativa de Alejandro Roganti.

Brandolín aún sigue privado de la libertad, ya que se lo consideró como autor intelectual, segúnel cargo esgrimido por los acusantes, testimonios donde tambiénaparece Débora Eve, hermana de los dos condenados como ejecutores materiales de ese hecho criminal.

¿Qué lo que dice la denunciante?

Arayasustentó en los tribunales de la capital cordobesa, más precisamente en el mes de octubre, haber recibido dos llamados de celulares con características de Villa María.

El primero habría dicho ser un abogado con cercanías a Bosio, quien le solicitó 300 mil pesos para lograr la libertad de su esposo antes de Navidad. El “llamante” dio detalles muy precisos de la causa. Puntualizando los párrafos más específicos y puntuales. Tales apreciaciones intentaban demostrar su cercanía con quien estaba llevando la causa. Es de señalar que Bosio es el tercer fiscal en la causa.

La cónyuge sostuvo que se sintió enormemente sorprendida por la petición. Pocos días después,la esposasostuvo haber vuelto a recibir, también de un móvil con características 0353, pero con un número diferente, otra comunicación, identificándose como secretario de Bosioy reiterando igualobjetivo que el primer mensaje.

Arayaregresó a los estrados judiciales cordobeses, remarcando que influía en ella el contenido de las comunicaciones, pero además expresó el sentirse desprotegida en cuanto al temor por su familia y lo que podría sucederle a su esposo entre los muros carcelarios de Bower.

Sobre el particularaccionar habitan más dudas que certezas.  Muchos interrogantes, pocas certezas.  Desde El Regional se intentó tomar contacto con Mónica Araya, no fuimos atendidos; lo mismo aconteció con el fiscal actuante cordobés, Dr. Vázquez.

Difícil saber cómo continuará este caso

¿Cohecho?  No faltan profesionales y dependientes de los Tribunales de Villa María, que, desde el máximo sigilo, intentan traer a colación, que, estando Bosio como secretario de una Fiscalía en la ciudad de Río Cuarto, siempre desde los trascendidos, habría quedado muy cerca de un pedido de Jury, por cuestiones hipotéticamente similares.

Agregando que existiría por parte del Ministerio Público Fiscal cierta protección para el magistrado originario de Arroyo Cabral. La trama está inconclusa, el enigma será descifrar si esto responde a hechos concretos, con algún viso de realidad, lo que sería de enorme gravedad para la Justicia local y provincial, o simplementees producto estratégico de una confabulación de quienes están detenidos con prisión preventiva  y cuyo juicio sigue su curso. El “Caso Roganti” seguirá dando que hablar…

Deja un comentario


*