VILLA NUEVA: ¿Barrios privados cerca de un basural?

Notas

Años atrás, Villa Nueva tuvo un gran auge de importantes inversionistas y desarrollistas. Sin embargo y a diferencia de Villa María, donde las propiedades de mayor valor eran en plena zona céntrica, aquí los puntos residenciales se establecieron lejos de la urbe. Algunos, estarían cerca de un basural privado.

Escribe: Carolina Durand

El boom inmobiliario copó la costa del río Ctalamochita y otros sectores alejados del centro villanovense. Muchos vecinos locales y de Villa Maríaconstruyeron sus viviendas en barrios cerrados o semiabiertos levantados en territorio villanovense. Así, la ciudad se pobló de barrios de “alta gama” y de importantes desarrollos inmobiliarios, como Aguas Claras, Pinar de las Tejas, La Reserva y los barrios residenciales Los Algarrobos, Las Rosas y Las Lilas, entre otros.

Estos últimos, al igual que el emprendimiento denominado “Pueblo Nuevo”, cuya cara visible es el empresario Daniel Souto, estarían ubicados en cercanías de un basural que no ha sido erradicado y que sigue funcionando pese a estar en conflicto con la cartera de Medio Ambiente provincial. Se tratadel ubicado en el  viejo ex autódromo de Sabas Unzueta, antes utilizado por el municipio local como destino de los desechos generados por los vecinos.

Según explicó en una entrevista con este medio Carlos Piccolini, secretario de Obras Públicas, el nuevo basural municipal se trasladó hace poco más de un año al campo de Bruno, a 15 kilómetros del ejido urbano. Primero, porque el municipio debe velar por la seguridad ambiental y salud de los ciudadanos, y aparentemente porque no quiso tener problemas con Medio Ambiente de la provincia, a raíz de  una causa que se le abrió al dueño del loteo de la vieja pista de autos, por no tomar ninguna medida con la basura y en su lugar, quemarla y darle un destino inadecuado.

Ejido y responsabilidades ampliadas

El Concejo Deliberante pidió recientemente ampliar el ejido urbano de la ciudad para poder incorporar al paraje Sanabria. En caso de ser aprobado por la Legislatura de Córdoba, diferentes islas que rodean a la ciudad pasarán a estar bajo su tutela. Son los casos de Villa Oeste, los flamantes barrios residenciales Los Jardines e incluso, Pueblo Nuevo y el viejo basural, donde,según expresó el funcionario, el municipio no puede tomar medidas sobre su funcionamiento indebido pese a la causa provincial, porque actualmente está fuera de su jurisdicción.

En caso que la Unicameralcordobesaapruebe el pedido de ampliación, el Ejecutivo deberá intervenir de manera contundente y rever el impacto ambiental que se suscita en la zona.

Negocios inmobiliarios

 En los terrenos de Sabas Unzueta,  sigue funcionando de manera privada, con un costo monetario y pese a no estar habilitado, un basural a cielo abierto. Los empresarios y desarrollistas que ejecutaron proyectos y emprenden nuevas iniciativas inmobiliarias, ¿tomaron en cuenta las distancias existentes con el viejo basural?

En el caso de “Pueblo Nuevo”, un proyecto en desarrollo, el lema es “La mejor propuesta, para un nuevo futuro”.

Legalmente, un basural debe estar mínimo a 2,5 kilómetros de una zona urbanizada (por las consecuencias de la contaminación) dependiendo la cantidad de habitantes por hectáreas. Sin embargo, la cancha de golf y el área deportiva planificada para el residencial, se ubicaría a menos de 1 kilómetro del vertedero irregular.

De aprobarse la incorporación al ejido urbano villanovense de esta zona, el municipio brindaría  los servicios básicos. Pero, vale preguntarse, cuál sería el destino de ese sector no autorizado usado durante años como depósito de desechos de todo tipo y su impacto en los sectores aledaños.

Quienes han transitado el camino al campo La Herradura, camino al basural y ahora camino a “Pueblo Nuevo”, sabrán que los autos más pequeños, van a los saltos y con la sensación de que se les cae la carrocería. ¿Los autos de alta gama podrán transitar esos 10 kilómetros a diario? ¿El municipio llevará el asfalto para aquellos lados? Según fuentes extraoficiales, sería la misma empresa de desarrollo inmobiliario quien afrontaría los costos de la obra.

Pero, igual el problema sigue pasando por otro lado.

Deja un comentario


*