[NASELLI] Quien siembra vientos…

Notas

Escribe: José Naselli (Ex tribuno – vecino)

Y EN ESTE RINCÓN DEL RING…

 Una vez más, se enfrentan dos alternativas muy particulares. Un oficialismo local representante del peronismo variopinto, que lleva veinte años en el poder, sin alternancia alguna; y una oposición atomizada, fragmentada hasta el infinito, sin peso específico, sin liderazgos claros, sin iniciativas trascendentes, que se apresta a servir de “partenaire”, esto es, que funciona como esas parejas o compañeros de baile, que colaboran en el “lucimiento” del artista principal. Es una película que se reitera una y otra vez sin solución de continuidad. El oficialismo llegó, hace 20 años, de la mano de una cacareada, fanfarrona y mentirosa   TRANSPARENCIA, en el manejo de los bienes, los intereses y los dineros del estado municipal. En realidad, la “transparencia” fue un mito, una impostura, ya que se negaron los más elementales INFORMES necesarios para el examen institucional del gasto público. Se dilapidaron sin control millones de pesos en AVENTURAS JUDICIALES, cuidadosamente ocultadas, afrontadas luego, en silencio, con los dineros de los vecinos. Se crearon entes descentralizados para trasegar millones y millones de pesos DE LOS QUE JAMÁS SE RINDIÓ UNA SOLA CUENTA. Se recibieron verdaderas fortunas para financiar proyectos que sirvieron para presentar obras de magnitud, de gran impacto político, pero se eludieron todos los controles institucionales del municipio, CON LA COMPLICIDAD DE MAGISTRADOS CLAUDICANTES, CUASI SUBORDINADOS, que denegaron, de manera sistemática. toda solicitud de investigación de la gestión gubernativa. Se FALSIFICARON FIRMAS para cesionar servicios públicos. Se manipularon contrataciones supermillonarias sin explicación alguna. Se abrieron locales partidarios pagados con el dinero de los vecinos, bajo la MENTIDA EXCUSA de habilitar reparticiones públicas, y se llegó hasta el colmo de la “desaparición” HASTA AHORA INEXPLICADA, de declaraciones juradas patrimoniales que debían ser custodiadas por los funcionarios del municipio. En el colmo de la displicencia, en la gestión de estos últimos cuatro años, se anunció UNA MENTIRA POLÍTICA llamada “DATOS ABIERTOS”, mientras se ocultaron al conocimiento de los vecinos los datos que realmente importaban para que todos pudiéramos saber cómo se gestionaban los dineros del pueblo. Para dar solo un ejemplo: Nunca se supo cuánto le costó a Villa María la fallida aventura de los denominados “juicios por el impuesto a la valija”. No tengo dudas que EL OCULTAMIENTO Y LA MENTIRA, le sirvieron maravillosamente, y le siguen sirviendo, al oficialismo, para ganar elecciones.

LOS VIENTOS SEMBRADOS POR CIERTA “OPOSICIÓN”. Hace cuatro años, en Villa María, una coalición de tres fuerzas políticas, había logrado una adhesión de casi un 40% de los votos. Esta vez, uno de esos socios, conocido como “PRO”, SE PRESENTA EN TEMERARIA SOLEDAD. Por lo que se conoce, sus tres o cuatro principales referentes, se ubicaron rápidamente en los pocos lugares “salibles” de las listas, a la espera de lograr, por decantación, una cosecha que los ubique como una primera minoría. Esa parece ser su principal (y pobrísimo) objetivo. El “PRO”, en estos últimos cuatro años, contó con un legislador provincial villamariense, y ocupó dos concejalías y una silla en el Tribunal de Cuentas. Sin embargo, como VECINO, me hago una pregunta hasta ahora sin respuesta. ¿Qué rol cumplieron estos personajes? ¿Trabajaron como oficialistas u opositores? Por favor, que alguien me aclare ese punto. Porque desde hace años, vengo denunciando la INCOHERENCIA como uno de los mayores desgracias y desventuras de la política. Voy a ser muy claro. NO PUEDO ACOMPAÑAR CON MI VOTO A QUIENES LEVANTARON SU MANO, ALIADOS AL OFICIALISMO, APROBANDO LA DENIGRANTE ENTREGA DEL PATRIMONIO VECINAL, A LA CODICIA Y AVARICIA DE UNOS POCOS. En Villa María, el PRO sembró los vientos de la DUALIDAD más deleznable. Su ALIANZA CON EL OFICIALISMO en la entrega del Salón de los Deportes es de una magnitud cuasi pecaminosa. En lo que, a mi persona respecta, me siento moralmente DEFRAUDADO, TRAICIONADO Y ENGAÑADO. En Villa María, el PRO “vendió” el slogan de la ÉTICA REPUBLICANA y terminó abrazado con los vendedores del humo de la transparencia y los datos abiertos. Si cuando se abran las urnas, en las próximas elecciones municipales, los hasta hoy altivos dirigentes del PRO, se encuentran con una desagradable sorpresa, recuerden que QUIENES SIEMBRAN VIENTOS, SÓLO COSECHAN TEMPESTADES

Deja un comentario


*