[EL DESCHAVE] Schiaretti, el esperanzador

Notas

Hola Tupa, lo veo ojeroso, no me diga que todavía está festejando el triunfo de Schiaretti. Comicios que dejaron mucha tela para cortar, más que por los números que colectó el gobernador, por el discurso posterior.  El país estaba pendiente de lo que acontecía en Córdoba. Juan en el festejo se paró con una arenga que prendió en gran parte de la ciudadanía nacional. Llenó de expectativas a aquellos que no estamos ni con Cristina ni con Macri e, intuyo, fue lo más destacado del acto comicial… Que alguien te dé un vientito de esperanza siempre es bienvenido.

¡Qué manera de dejar heridos y moribundos en el plano político! Uno de ellos es Ramón Mestre, que de bicho no tiene mucho. Al final le regaló al gobierno el hacer las elecciones municipales y provinciales el mismo día. Grueso error que a su padre no se le habría pasado por alto. Le dejó la pelota picando en el área a Schiaretti. Este se la clavó en un ángulo. ¿¡Cómo vas a enfrentar una infraestructura gubernativa con un escarbadientes!? En política podés ser cualquier cosa menos boludo. Ahí están los resultados. La ola del schiaretismo se llevó puestos a propios y extraños. Ahora ya es tarde para lamentos. Claro que no todo es culpa del Intendente capitalino; Negri aportó lo suyo prestándose a los mandatos que le impusieron desde la Casa Rosada, viniendo con la camiseta del macrismo y quedó en la lista de los que van a tener que ir a tomar suero con los chanchos.

En un país donde nos aparecen referentes o líderes de peso, de pronto las urnas cordobesas catapultaron al Gringo gobernador. Y Juan, algunos pensaran que, por arte de magia, se convirtió, al conocerse su arrollador triunfo, es el trofeo más buscado por las distintas fuerzas, sea del Peronismo Federal; del Macrismo o del kirchnerismo.  No creo que acepte ser el candidato para las presidenciales de octubre, pero sí transformarse en un armador y elector de los potenciales candidatos. Compromiso de enorme relevancia… Obviamente que se lanzó por la ancha avenida del medio, la misma que quisieron construir Sergio Massa y se quedó sin cemento en la primera cuadra, y algo similar le está pasando a Lavagna

Al final, como se esperaba, Natalio Graglia, que también arrasó en Villa Nueva con el 53%, la gente decidió que se quedará cuatro años más como jefe comunal. El laburo cotidiano, los recorridos permanentes de la ciudad, la charla con los vecinos. Siempre pone la cara, no le arruga a nada y el domingo se transformó en el reconocimiento de los ciudadanos. Me parece que esa forma de hacer política es lo que el habitante quiere…

 Villa Nueva tuvo un 5% más de sufragantes que nuestra ciudad. También es de rescatar el papel del radical Ignacio Tagni, sumó un 33%, teniendo el contrapeso de Mestre. Es altamente valorable su convocatoria. No debe haber muchas boinas blancas en el orden provincial que alcanzaron tales guarismos. Felicitaciones al pibe y que se vaya preparando para una nueva convocatoria.

Estando en la cola para ingresar a lo que antes llamábamos cuarto oscuro, una mujer quiso parapetarse detrás de los cartones con el celular, en lugar de tenerlo en el bolsillo lo llevaba en las manos y le hicieron dejar el aparatito. Estaba prohibido entrar con el mismo. Creí que iba a ser más complicada la boleta única…

Eso de que te retiraban el teléfono móvil responde a una razón. Entre las cuestiones que debían prevenir, es el tema del voto comprado. Anteriormente y en otros lugares, se descubrió que a quienes le daban unos mangos, les hacían sacar una foto sobre los candidatos marcados. Antes de ingresar le entregaban la mitad del dinero, a la salida el sufragante les mostraba la imagen a los sobornadores y le entregaban el resto de mosca.  No es tan fácil hacer trampa con este sistema…

¿Qué opinás sobre lo acontecido en Villa María y en Departamento?

También aquí el gobernador hizo una excelente elección, con un porcentaje alto, similar al de la Provincia donde sumó el 54 %; en VM 55,20; VN 55,73 y el Dpto. 54,78. Solamente similar al 54% que acumuló Eduardo Angelóz en el 83. En cuanto a Eduardo Accastello en nuestra ciudad alcanzó el 47, 87% y   un 47% en el Departamento, algo así como unos 8 puntos menos que Schiaretti, aunque eso ocurrió en las mayorías de las poblaciones, Juan sumó más…

No faltaron quienes salieron a decir que Gill mandaba a no votar a su circunstancial adversario…

Yo no me como ese amague. No lo creo. Posiblemente que alguien de su entorno cuando iban a instruir sobre como sufragar en los barrios, hayan mostrado de cómo emitir con la nueva boleta, evitando que lo hicieran por Accastello, es posible, pero en el computo final no se movieron las agujas.  Lo que resta es saber qué hará el accastellismo. Le quedan pocos días. El 23 de este mes hay que presentar las listas, no me cierra que el ex intendente se lance por la intendencia por afuera con su fuerza “Somos”. Suena desprolijo, esto, por encima de quién tenga más razones para justificar el distanciamiento entre él y Gill.

Ahora Atenti, por olfato nomás lo digo, que nadie crea que se puede transferir los números recientes para la elección del 23 de junio a Intendente. No. Nada que ver. Entiendo que Zazzetti va a atraer a un número superior al de Negri y Mestre juntos, pero insuficiente como para superar a Gill o en todo caso a él y a Accastello por separado. 

Parecían Tan lejos las elecciones y ya pasamos las provinciales y cuando nos demos cuenta tendremos las presidenciales encima. Schiaretti abre una nueva perspectiva para los independientes, pero ojo, como en todos los órdenes de la vida, uno se acostumbra a los acontecimientos más adversos y lo que palpo es que nos estamos habituando a que la guita no nos alcance, eso qué implica, que de continuar este contexto económico de bolsillos raquíticos; contrariamente a lo que se supone volverán a crecer las chances de Macri… ¡¡Es que te acostumbras a la sequedad!! Y en ocasiones llegas a olvidar al porqué se te escapó la guita.  En lo personal no me atrae ni el presidente ni CFK, claro que deberemos esperar quién se posicionará en la tercera opción, tomando como cierto que Schiaretti, podrá ser el referente armador, pero no el candidato… ¿? Todo sigue siendo una incógnita.  Embarrada pero incógnita al fin…

Deja un comentario


*