¿¡A qué se le llama fascismo!?

Written by Eugenia. Posted in Nota de Tapa

Published on mayo 13, 2011 with 28 comentarios

Hace menos de un mes, en una librería de nuestra ciudad, ocurrió un hecho tan curioso como preocupante. Una mujer entró a comprar literatura sobre los horrores del Holocausto y el librero, tal como lo requería su clienta, le mostró ese material. Acto seguido, el comerciante, ya sea por mera sugerencia bibliográfica o por lo que fuese, le dijo a la mujer: “también tengo estos otros libros, señora, para que tenga además otra visión de la historia sobre el nazismo”. La frase del librero chocó tanto a la mujer, que devino en discusión acalorada y finalmente en un portazo. Una semana después, el comerciante recibía una citación del INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) para declarar en Córdoba. ¿La acusación? “vender material discriminatorio y hacer una apología del fascismo”, instando dicha institución al librero a que retire esos libros de sus estantes.

 

Escribe: Iván Wielikosielek

 

¿Una nueva Inquisición?

Quien suscribe esta nota, debe confesar que se sintió alarmado al enterarse de esta noticia. ¿No vivimos acaso en un país democrático en donde cada persona tiene derecho a decir lo que piensa? ¿No vivimos acaso en un país liberal en donde un comerciante tiene derecho a la venta libre? ¿O es que el material exhibido en una librería tiene que pasar por una censura previa? ¿Vender libros de corte fascista y decir lo que uno piensa ya son “cargos” para realizar una denuncia por apología del fascismo?

Cuando escuché esta noticia, no pude no pensar en la quema de libros en épocas de la Inquisición, o para venirnos más acá en el tiempo y en el espacio, en las fogatas de libros ordenadas por la última Junta Militar. Los libros son patrimonio de todos los hombres, y si en un país se los quema, se los prohíbe o una denuncia los saca de una vidriera,  ese país no goza de total libertad. Los libros son documentos históricos, una data a la que todo ciudadano debe tener derecho, por más que sean portadores de discursos “políticamente incorrectos”.

La pregunta es: ¿quién es más fascista? ¿El librero que vende libros de ideología pro-nazi o esta señora que por esa razón lo acusa de fascista y pide que esos libros sean retirados de vidriera? Lo que hago es tan sólo una pregunta. No intenta ser una acusación. Lo que pienso con preocupación es que, siguiendo el criterio de esta señora, todas las librerías importantes del país debieran declarar en el INADI. Por eso, para saber “de qué hablamos cuando hablamos de Fascismo”, EL REGIONAL entrevistó a Daniel Lasa, especialista en Filosofía Política.

 

De qué hablamos cuando hablamos de Fascismo

 

Cuando del doctor Lasa escucha la historia de la mujer y el librero, no puede dejar de reírse. “Es que no lo puedo creer”, dice. “El modo de actuar de esta mujer es totalmente contradictorio. Es desconocer el rumbo que ha tomado Occidente, que es el Liberalismo, se esté de acuerdo o no. Lo que me llama la atención, es que el INADI esté en la misma situación que esta mujer”.

-¿Su pensamiento sobre el  INADI?

-Que es un organismo utilizado por el gobierno de acuerdo a sus intereses. Lo dirigen contra un enemigo, pero un amigo puede infringir cualquier ley que no le van a decir nada. Caso concreto fue el de Hebe de Bonafini, que en el discurso del Bicentenario hizo una apología de la lucha armada de los ´70. Pero que yo sepa, a ella nadie la denunció. En barrio Parque de esta ciudad, hay un monumento al “Che” Guevara. ¿Nadie denuncia el monumento de quien en su lucha asesinó? ¿Nadie dice que esa estatua es una apología a la violencia y los métodos antidemocráticos cuando Guevara fusiló gente por decreto, diciendo que “la única metodología es el exterminio del enemigo?”.

-¿Por qué cree que nadie denuncia esa estatua?

-Porque seguramente si entran a hilar fino, van a ver que detrás está el gobierno municipal o el gobierno de la Nación. Como te decía antes, los amigos pueden infringir cualquier ley. Para ellos, los “fascistas” siempre son los otros.

-¿Y qué se entiende por “fascismo” en Argentina?

-La gente del pie de calle no sabe de lo que habla porque no lo leyó a Giovanni Gentile, que es su ideólogo. La gente se nutre de los medios de comunicación, que no recurren jamás a ninguna fuente. Los medios aplican la categoría “fascista” para demonizar al enemigo. Porque si yo digo que mi enemigo es fascista, automáticamente lo anulo, lo “mato civilmente”, como decía Gramsci. Y así me eximo de toda argumentación y todo diálogo.

-Cuando se dice de alguien “es facho”, en realidad se está diciendo que es totalitarista…

-Exactamente. Y según el filósofo Augusto Del Nocce (Italia, 1910-1989), el Totalitarismo aparece en el Siglo XX cuando se borra la dimensión religiosa del hombre. El que no reconoce a Dios, se ha convertido en ley. Y el totalitarismo equivale a decir: no admitiré más ley que la que me doy yo. Por eso surge la famosa frase de Mussolini: todo dentro del Estado, nada fuera del Estado. El interés de la decisión. Todo lo que sirva para acrecentar mi poder y mantenerlo, eso será ley.

-¿El totalitarismo no hace distinción entre izquierda y derecha?

-Para nada. Una vez, alguien que me confesó haber sido guerrillero, me dijo “porque el dictador Videla, que estuvo 9 años en el poder”. Y yo le dije “como el dictador Fidel Castro, que estuvo 40 años. Pero él se enojó. Para él, el único dictador era Videla. Castro, en cambio, era un héroe.

 

Breve historia del Fascismo

Pero ¿quiénes fueron Giovanni Gentile y Antonio Gramsci? ¿Cómo nace el concepto filosófico de “Fascismo”? Lasa lo explica con marcada síntesis.

“Como teoría, el Fascismo nace a fines del siglo XIX en Italia, como una revisión y actualización del Marxismo. Y nace con una obra muy concreta de un filósofo muy joven, Giovanni Gentile (1875-1944), quien escribe en 1898 La filosofía de Marx, libro que será el sustento de Mussolini. Gentile se pregunta ¿qué hay que hacer con el marxismo si lo queremos renovar? Quitarle el elemento que lo hace estático, es decir, el materialismo. Porque Gentile quiere marcar la dinámica de todo. Para él, la vida es un constante hacerse de todas las cosas. Nada está quieto. La categoría que se sigue de este modo de pensar, es la de Revolución. Pero ni Gentile ni Mussolini (1883-1945) van a llegar hasta allí”.

-¿Por qué?

-Porque contrariamente a la categoría de Revolución, ellos utilizarán la palabra “Resurgimiento”. Quieren decir que tanto en Política como en Filosofía, las cosas cambian pero manteniendo la situación que tenían anteriormente; un “conservar superando”.

-Esto fue así hasta la llegada de Gramsci…

-Claro, porque Antonio Gramsci (1891-1937) fue más “gentiliano” que el propio Gentile, llevando las conclusiones del Fascismo hasta las últimas consecuencias. Para Gramsci, no es posible ninguna forma de conservación; para él la categoría absoluta es la de “Revolución Total”. Renzo Di Felice (1929-1996) dice que “el fascismo es esencialmente revolucionario, no conservador, porque asume la tesis de la filosofía del devenir”. Exactamente lo mismo pasó en Argentina cuando los Montoneros le demostraron a Perón que lo que seguía era la Revolución, no la conservación.

 

Perón y el Fascismo en Argentina

 

-Usted dijo alguna vez que “la Argentina actual es peronista porque adhiere a un pragmatismo ético, y por lo tanto es fascista”…

-Sí. Y te lo voy a explicar. La presencia de Perón en Italia, que coincidió con el advenimiento del Fascismo, fue decisiva para su evolución política. El Peronismo no es más que la traducción vernácula del fascismo italiano, sólo que Perón no habla de “Resurgimiento”. Habla de una categoría parecida: “Evolución”.

-¿Cómo definiría en términos filosóficos al Peronismo?

-Como un praxismo que anuló la categoría de Revolución propuesta por Gramsci. El Peronismo es un mundo sin valores donde lo que importa es el poder acumulado. Y a esto, los peronistas lo saben muy bien, porque tienen un olfato especial para el poder.

-¿Por qué el peronismo no asumió la categoría de Revolución?

-Porque fue conservador al estilo del “actualismo” de Gentile. Pero a mi juicio, así como Gramsci fue “más actualista que Gentile”, los Montoneros fueron más peronistas que Perón al pensar en la categoría “Revolución” y no en “Evolución”. Hace poco, me encontré con un viejo texto de Firmenich que me dio la razón. Decía “nosotros los Montoneros somos más peronistas que el propio Perón”.

-¿Firmenich le daba la razón a Gramsci?

-Totalmente. Y esa es mi tesis. Además, ese fascismo llamado Peronismo ¿qué ética ha generado en el país? La de un praxismo donde lo que importa es la acción para la acción que equivale a poder. Lo fundamental en el peronismo es el mantenimiento y la conquista del poder. Por eso se entiende que sea peronista un Perón, un Menem o un Kirchner. Todos diferentes pero todos unidos en esta lógica.

-¿Por qué?

-Porque en el momento de Menem convenía sostener la bandera de lo liberal, pero en la época actual conviene otro discurso. Y mañana vendrá otro peronista que reniegue de Kirchner. En la fiesta del primero de mayo, había peronistas que fueron ultramenemistas y que estaban aplaudiendo “el fin de la década infame del ´90”…Daba risa…

Sobre el Kirchnerismo

-¿Y a este gobierno cómo lo ve?

-Este gobierno, ideológicamente, está cerca de los Montoneros. O sea que lo lógico sería que aplicara la categoría de “Revolución” a ultranza. Pero por cierto que no lo hace, ya que la mayoría de estos “ex revolucionarios” han devenido en burgueses; es decir, se han acomodado a la situación vigente. Del ideal que tenían en los ´70 habrán aplicado el uno por ciento. Además, el matrimonio gobernante tenía una fortuna ¿qué revolución van a hacer entonces?

-¿Cómo definiría al gobierno?

-Digamos que tiene una tendencia al totalitarismo laicista contemporáneo, es decir, de la “irreligión occidental”, que consiste en pensar que no puede haber ningún elemento religioso que constituya al Estado. Y la prédica es “cuidado con los fundamentalismos religiosos”. Pero hay un fundamentalismo que se llama “laicismo” y del cual nadie habla.

-¿Y cuál es ese fundamento laico?

-El que vimos cuando se aprobó la ley del matrimonio homosexual, por ejemplo. En esa discusión, los religiosos no podían hablar. Los únicos que tenían la palabra autorizada eran los laicos. Como para ellos no hay Dios ni orden natural ni principios morales, todo puede ser decidido a través de las leyes hechas por los hombres. Y así se hizo.

Lasa, ¿es usted Fascista?

-Una vez, a usted le preguntaron “Lasa, ¿es usted fascista?

-Sí… (risas). Fue un señor en Córdoba al que yo no conocía entonces y me preguntó a modo de saludo si yo era fascista. Entonces como respuesta, yo largué una soberana carcajada. El hombre se quedó mirándome como diciendo “este tipo está totalmente loco”. Y después, cuando me dio tiempo, le expliqué el disparate que estaba diciendo. O sea, lo más contrario al fascismo es alguien que sostiene la metafísica, como en el caso mío que estoy en la filosofía cristiana, lo que equivale a aceptar principios perennes en la realidad.

-¿Y el fascista no acepta ninguna categoría eterna?

-No, porque como lo dijo Di Felice, para él todo está en perpetuo movimiento. La única categoría “eterna” que existe es, justamente la de “fascistas” aplicada a los demás para matarlos civilmente. Son ellos los fascistas y muchas veces ni lo saben.

 

 

 

28 comentarios

There are currently 28 comentarios on ¿¡A qué se le llama fascismo!?. Tal vez le gustaría add uno de los tuyos?

  1. En un hecho así, consultar a este Sr. Lasa es como si ante la noticia del juicio a Menendez vayamos a consultar (solamente) qué opina Videla. Entiendo que el INADI reacciona ante casos de discriminación con una ley en la mano, y no arbitraria ni tendenciosamente. Mal si hubo irregularidades en el proceder, pero La ley 23.592 castiga hasta con 3 años de cárcel a.. “los que participaren en una organización o realizaren propaganda basados en ideas o teorías de superioridad de una raza o de un grupo de personas de determinada religión, origen étnico o color, que tengan por objeto la justificación o promoción de la discriminación racial o religiosa en cualquier forma”.
    Si con esta ley se ha procesado y condenado a gente por pintar una esvástica, es más que lógico que se quiten de circulación libros de propaganda nazi, que auspician la doctrina que derrrapó en el genocidio más bárbaro. Obvio que se entra en tensión respecto de la libertad de expresión, pero a criterio de los jueces que han fallado al respecto.. “hay momentos en que se sobrepasa el grado de resguardo constitucional del articulo 19, sobre el derecho a expresar las ideas” y en consecuencia hay un bien mayor a preservar.
    Personalmente desde lo legal yo lo veo claro. No se trata de suprimir caprichosamente una “ideología más”. El nazismo no es eso. Fue una hecatombe, y creo que está bien combatir cualquier eco que pretenda reivindicarlo (obvio, ley mediante)

    • No estoy de acuerdo, la gente tiene derecho a leer lo que se le antoje. No por leer va a participar o a cambiar de ideas, es solo un ampliar de la mente. No se olvide de esto “Si la historia la escriben los que ganan, eso quiere decir que hay otra historia”, y en mi caso me encanta conocerla.

  2. Como dijo el gran filosofo de pié Capusotto:
    ¡¡¡ESTÁ HABLANDO DEL FASOOOOO!!!

    Es increíble la cantidad de incongruencias, malversaciones, interpretaciones forzadas de pensadores que lejos están de estas conclusiones.
    Realmente un gran trabajo el de Iván Wielikosielek al dejar expuesto a este personaje con el que resulta imposible construir una idea o dialogo franco.
    Con su linea de pensamiento podemos llegar a la conclusión de que no hay libertad porque la esclavitud está prohibida. Todo un groso.

  3. mi hipótesis es que Lasa no se equivoca sino que hace trampa, no es que se confunda sino que tiene voluntad de confundir.. como dice el comentario de Marcos, lo mejor de la nota es que este personaje queda expuesto.. yo digo que dejemos hablar al doctor y no tardará en caer en alguna de sus propias trampas discursivas.. quiere desviar nuestra atención del eje de la discusión para justificar su interés en que la iglesia católica recupere el poder que alguna vez tuvo para incidir en cuestiones de estado.. según el doctor, nadie denuncia la estatua de Ernesto Guevara (ante el INADI?) porque detrás está el gobierno municipal o de la nación (piedra para Cristina que está escondida detrás de la estatua del Che) “para ellos los ‘fascistas’ siempre son los otros.” nos dice.. argumenta que el gobierno es amigo de Hebe de Bonafini y enemigo de quienes hacen apología pro nazi, como si esto encerrara alguna contradicción.. nos apiola de que se suele utilizar el término “fascista” para demonizar y “matar civilmente” a nuestro enemigo, y así eximirse de toda argumentación y todo diálogo.. acto seguido: acusa al peronismo nada menos que de fascista.. dice que cuando decimos facho en realidad decimos totalitarista, para luego alertarnos de los peligros del “totalitarismo laicista contemporáneo”.. como él está en la filosofía cristiana, acepta principios perennes en la realidad y sostiene la metafísica, se considera lo más contrario al fascismo y considera fascistas a quienes no aceptan categorías eternas.. parece que para él (qué curioso!) “los ‘fascistas’ siempre son los otros”..

    • Me permito, a continuación, exponer algunas consideraciones que me han suscitado los comentarios de tres personas que se denominan, fictia o realmente, Marcos, Iván Torti y José Aliaga.
      1. El tono de las notas corrobora lo afirmado por mí en el artículo al que ellos critican. Lo hace explícitamente Iván Torti cuando me equipara a Videla. El imperativo “demonizar al que se individualiza como enemigo” funciona a la perfección. Convendría leer, si es que aún no lo han hecho, el libro titulado No matarás. El mismo se abre con una carta de un hombre, otrora seguidor de Gramsci, pero siempre amante de la verdad, el cual otorga el título de asesinos seriales no sólo a Videla y compañía, sino a Fidel Castro, al Che Guevara y a Juan Gelman, entre otros.
      2. Advierto que no se esgrimen argumentos cuando se trata de discutir las tesis por mí sostenidas en la entrevista; simplemente, se ataca a la persona que argumenta a la cual se la busca desprestigiar por cualquier medio.
      3. ¿Por qué este modo de proceder? Considero que el mismo es resultado del horizonte de comprensión a partir del cual ven la realidad quienes han formulado las tres críticas. Las tres personas consideran que este mundo está constituido por relaciones de poder entre los sujetos y, por eso, esas relaciones sociales son de lucha y disputa por mejores espacios, bienes, derechos, etc. Derecho, dentro de este contexto, se identifica con la fuerza. No me interesa ahora sacar todas las consecuencias de este praxismo ético que tiene, como correlato, una concepción dialéctica opositiva de lo real. Señalé lo anterior sólo para mostrar que estos críticos no pueden imaginar siquiera que existan algunos hombres que piensen en términos de verdad y que, en consecuencia, sus vidas se identifiquen con una búsqueda de la verdad. Por eso, les rogaría que hagan uso de sus inteligencias para determinar la verdad o falsedad de lo que digo en lugar de ocuparse de descalificarme moralmente.
      4. Iván Torti ensaya una línea argumentativa, por cierto muy polémica y en paralelo a mis dichos, que sería menester considerar por parte de la sociedad toda. Torti justifica la censura (sin nombrar esta palabra explícitamente) en algunos casos. Y cita a favor de su argumentación el criterio de jueces que han fallado al respecto. Hay momentos, nos dicen los jueces, de acuerdo a lo citado por Torti, en que se sobrepasa el grado de resguardo constitucional del artículo 19, sobre el derecho a expresar las ideas” y en consecuencia hay un bien mayor a preservar”. Si el Inadi sería, en el caso que nos ocupa, el Censor de determinadas lecturas, convendría, entonces, que el organismo confeccionase un índice en el cual se consignara la lista de los libros prohibidos para que ningún ciudadano de la República Argentina cayese, eventualmente, en delito.
      5. José Aliaga afirma que quien suscribe acusa al peronismo de fascismo. No lo acuso sino que esta conclusión es producto de una investigación que consignaré en un libro. Si llegara a conocer su verdadera identidad se lo obsequiaría, con mucho gusto, apenas vea la luz. Conviene aclararle, además, que cuando afirmé que quizás el gobierno estaba detrás de la colocación de la estatura del Che Guevara no lo hice pensando en el poder ejecutivo sino, fundamentalmente, en el legislativo. Creo que el gobierno, en nuestro sistema republicano, está integrado por los tres poderes.
      6. Marcos, en su crítica, señala que mi posición está llena de incongruencias, malversaciones, interpretaciones forzadas de pensadores que lejos están de las conclusiones por mí extraídas. Confieso que la relación que Marcos expresa tener conmigo, la tengo también yo para con sus apreciaciones. Él señala que conmigo no puede construir idea o diálogo alguno y, a mí me pasa lo mismo con él. No personalmente por cierto, ya que desconozco su identidad, sino a través de su breve comentario. En efecto, ¿cómo dialogar con alguien que me descalifica de antemano y no precisa en qué punto radican las incongruencias, malversaciones e interpretaciones forzadas? Me permito un consejo a tener en cuenta por parte de los tres y que he aprendido de los grandes pensadores de nuestra tradición: antes de criticar la o las tesis sostenidas por un autor hay que darse tiempo para hacer un gran esfuerzo de comprensión. Luego de esta operación, que exigirá poner en acto todos los hábitos del pensamiento riguroso, se estará en condiciones de emprender la crítica.
      Saludo a los tres cordialmente. Carlos Daniel Lasa

      • Bueno… me sumo algo tarde a la discusión… y le digo discusión como proceso de construcción, no como definir quién tiene LA verdad, porque no creo que exista en estado absoluto una verdad. Más allá de las discusiones densamente filosóficas, creo que tenemos que sacar algunos consensos de acá, o al menos dejar claras las diferencias. Yo me permito preguntar qué rol juega la democracia en esta conversación… evidentemente si existe LA verdad, se hace, a mi entender, imposible una democracia, que implica un proceso de consenso de las distintas formas de ver el mundo que los hombres y mujeres tienen. Si hay solo una verdad, quien la tenga tiene que decidir qué se hace, y qué es “lo bueno”. Ahora, yo reconozco en la realidad relaciones de poder, y relaciones de dominación, que no están impuestas porque LA verdad dice que así debe organizarse el mundo, sino que sostengo que esas relaciones de poder y de dominación fueron y son constantemente construidas históricamente, fruto de esas luchas de poder.
        No existe, y me afirmo sobre la historia para decirlo, “lo bueno”, porque los criterios normativos – éticos que existen hoy han mutado y se han ido transformando, y la misma Iglesia ha ido “acostumbrándose” a ello: por ejemplo, el celibato, por ejemplo, la mejor forma de gobierno (hoy hablan la jerarquía católica habla de democracia, hace 500 años hablaba de derecho divino de los reyes y la nobleza a tener el poder del Estado), por ejemplo, la lectura que la Iglesia Católica tiene de otras religiones (con mucha más tolerancia hoy que hace 400 años, donde el mandato era la evangelización absoluta y la destrucción de esas culturas “heréticas”).
        Quisiera conocer su opinión, Daniel, en relación al concepto de democracia, donde el consenso y la decisión colectiva primen, negando valores totalizantes a priori, sino donde los valores se decidan por mayoría, en favor de mayorías (Aristóteles hablaba de politeia para pensar la mejor forma de gobierno, el gobierno de todos en favor de todos, aunque decía que esto era posible sólo para los dioses, por lo que optaba por democracia, el gobierno de los más en favor de los más desfavorecidos. Acá reconozco no haber sido yo quien leyó eso de Aristóteles, por tanto no es mi interpretación, sino la de Atilio Borón en “Aristóteles en Macondo”).
        Al conocimiento no se accede en silencio, como rezaba el decálogo de “mandamientos” en la UNVM en su cantina hace unos años, al conocimiento no se ACCEDE, se construye, colectivamente y a partir de cómo podamos leer e interpretar las relaciones de fuerza y las relaciones de sentido en las distintas realidades.
        Espero podamos continuar esta discusión, a fin de construir colectivamente nuevo conocimiento.

        • Considero que en mi contestación del 27 de mayo me he anticipado, sin conocer la opinión vertida por Juan Andrés, a algunas de sus afirmaciones. Sin embargo, me resta precisar aquella cuestión sobre la cual Juan Andrés me exige una respuesta: el problema de la democracia. Considero que existen dos maneras de concebir la democracia: como «fundamento de gobierno», y «como forma de gobierno». La primera, concibe a la libertad como fin (la libertad es el valor supremo); la segunda, a la libertad como medio (el bien, que es la verdad apetecida, es el valor supremo). [Remito a lector, en razón de la brevedad que debe imprimirse a esta respuesta, al artículo “De la crisis metafísica y de sus derivaciones en la esfera moral y social”, en http://fueralosmetafisicos.com/2010/06/21/de-la-crisis-metafisica-y-sus-derivaciones-en-la-esfera-moral-y-social/#more-366. La democracia, como fundamento de gobierno, no podrá concebir a la libertad sino como “liberación”, como “no impedimento”. La libertad, entendida en estos términos, equivaldrá a absoluta indeterminación y, en consecuencia, so pena de dejar de ser lo que es, habrá de rechazar, ab initio, todo vínculo con una realidad que no sea ella misma. De allí procede el rechazo a la vinculación constitutiva del alma humana con la verdad. Por eso, como lo refiere Juan Andrés, los valores serán decisiones de las mayorías. Ahora bien, ¿en nombre de qué principios podrá condenarse, por ejemplo, al nacionalsocialismo? ¿En nombre de qué principios podrá ponerse freno a un derecho que se transforma en pura fuerza? El totalitarismo es, a mi juicio, el destino de una democracia fundada en una libertad omnímoda. En cambio, en la democracia como forma de gobierno, la libertad encuentra en la verdad criterios fundamentales que ordenan sus decisiones de acuerdo a una jerarquía ontológica que le hace concebir, entre otras cosas, a cada hombre como un fin y jamás como medio.

        • En la contestación que le formulara a Juan Andrés me quedó por expresar lo siguiente: recuerdo, tal como lo refiere Juan Andrés, que existía en el comedor de la UNVM, hace algunos años, una especie de decálogo que decía, entre otras cosas, que se accede al conocimiento a través del silencio. No sé qué alcance tendrá, para el autor del mismo, esa afirmación. Si se entendiese al silencio como apertura del alma humana para acoger el sentido que le viene dado de aquello que es, entonces lo suscribiría absolutamente. Y no podría ser de otra manera, ya que esta actitud primaria del alma es la actitud “ociosa”, esencial para el filosofar.

  4. Ante todo quiero manifestar mi profundo respeto por el profesor Lasa, la cual al leer su nota en este semanario me produce el deseo de manifestar mi humilde opinión, no desde una perspectiva filosófica, sino más bien como un aficionado lector de historia mundial y argentina en particular.

    Hoy, con la reinvidicacion de los violentos años 70’, se ha puesto en boga la revisión de la historia y los cuestionamientos sobre quienes gobernaron nuestro país (en todos los casos con un amplio apoyo civil) durante los últimos 50 años. Producto de ello salen a la luz términos como: izquierda, derecha, nazi, fascista, etc.; lo cual produce una confusión, desconocimiento y el mero hecho de no hacernos cargos de nuestra historia.

    ¿Cuál es la responsabilidad de la sociedad civil el haber tolerado y apoyado abiertamente regimenes autoritarios y totalitarios a lo largo de la historia?

    Escuché a varios políticos entonar la frase: “La voz del pueblo es la voz de Dios”, y a esto me nace el interrogante tomando como certero que Dios es la voz del pueblo: ¿Dios habrá querido que el pueblo eligiera con más del 60% a Adolf Hitler? ¿La voz de Dios fue las multitudinarias marchas a favor de Mussolini? ¿El apoyo incondicional que tuvieron y tienen dictadores sanguinarios como Mao, Stalin o Castro? ¿El aplauso de todo un estadio a un dictador como Videla en 1978, o a Galtieri en 1982?, como fiel creyente, no lo creo.

    Lo cierto es como dice el profesor, la gente totaliza conceptos que son tergiversados por los medios de comunicación, sin antes tener un conocimiento teórico de lo que se refiere.

    Es tan totalitario quien defiende una tiranía socialista como la de Castro y Guevara; o como la nazi-fascista de Hitler y Mussolini. Ambas tuvieron un amplio apoyo popular desde su inicio, y ambas asesinaron a millones, millones y millones de personas.

    En caso del peronismo, se puede hacer una excepción ya que no tuvo una liquidación sistemática como la del régimen europeo, pero en muchos casos, las medidas y modos de proceder empleados se asemejaron a estas corrientes.

    ¿Es el peronismo “fascista”? Me queda un largo trecho por recorrer para entender esa ideología llamada: fascismo; puesto que no he leído la voluminosa obra de Gentile, además de no tener un manejo correcto de mi precario italiano ya que no hallamos traducción castellana al respecto.

    Pero lo que es seguro -y por confesión propia- es que Perón si lo fue. Una vez le pregunté a un amigo militante peronista, que a diferenta de suya, el hecho de haber leído sobre Perón aun no lograba entenderlo, ésta persona fue clara y precisa, indicando que para entender a Perón había que leer al propio Perón (lo mismo me sucedió con el “Che” en mi rebelde adolescencia), motivo por la cual logré acudir a sus obras completas de 40 tomos, y comprendí la importancia de acudir a las fuentes a la hora de entender el pensamiento de un hombre.

    En Yo, Juan Domingo Perón, un relato autobiográfico, dice textualmente lo siguiente: “No me hubiera perdonado nunca el llegar a viejo, el haber estado en Italia y el no haber conocido a un hombre tan grande como Mussolini”; continua en otro pasaje: “Entre directamente a su despacho donde estaba él escribiendo; levanto la vista hacia mi con atención y vino a saludarme. Yo le dije que, conocedor de su gigantesca obra, no me hubiera ido contento a mi país sin haber estrechado su mano” (Ver Juan Domingo Perón, “Obras Completas” ED. Docencia/Fund. Hernandarias). La confesión propia de Perón, es que, cuando fue agregado militar de la Embajada Argentina en Roma, tuvo la oportunidad no solo de recorrer y conocer Europa sino también entrevistarse con el Duce.

    Haciendo referencia a esto, cabe rescatar que el peronismo tiene una clara descendencia fascista, y el ejemplo mas notable es la legislación que se le concede a la corporación (hoy cuasi-mafiosa) llamada CGT, la cual según nos explica Sebreli su estructura fue copiada casi renglón por renglón de la famosa Carta del Lavoro de 1927, la cual todos los sindicatos quedaban nucleados dentro de uno. Esa corporación se mantiene hasta nuestros días.

    El peronismo es poder, estando en Buenos Aires, asistí a una conferencia del politólogo Vicente Massot, lo recalcó con un ejemplo sencillo y sin rodeos, al peronismo le incomoda ser opositor, no sabe, se siente dueño del poder. Los peronistas si uno toma al poder como un edificio siempre se han sentido dueños del edificio, los radicales (por poner otro partido) tienen una mentalidad de inquilinos. A Kirchner le va a pasar lo mismo que a Menem en el 2003, de lo mas popular paso a ser lo mas trascendente. El peronismo mira el poder, después de las elecciones del 2003, todos los menemistas eran kirchneristas.

  5. Yo no sé cómo piensan Ivan y Marcos que está constituido el mundo, yo pienso que existen relaciones de poder, como bien señala Lasa, de hecho esas relaciones están en juego en este contrapunto de ideas. A mí me parece que el delícadísimo tema central, la denuncia ante el INADI, el proceder de los funcionarios en este caso en particular, la prohibición de determinados libros, los criterios para definir qué es apología pro nazi y qué es documento histórico, son cuestiones para un debate muy interesante. Por ello, lamento que el Doctor utilice un tema tan vidrioso y que requiere de un tratamiento responsable, para decir las cosas que dice, en las cuales, insito, “mira la paja en el ojo de su hermano y no la viga que está en el suyo”, descalifica moralmente a quienes se opone ideológicamente, diciendo que los “amigos” del gobierno gozan de privilegios que les son negados a quienes identifican como enemigos (en este caso, las personas que reivindican el discurso nacional-socialista alemán), habla de un supuesto “totalitarismo laicista” y bate fruta a dos manos. Lasa dirá que son las consecuencias de mi praxismo ético, pero yo no busco descalificarlo y no me interesa la persona del Doctor, su prestigio o desprestigio me importa.. muy poco, me preocupa el discurso que reproduce, me interesa ir descubriendo el interés que lo mueve a decir las cosas que dice y de qué modo esos intereses atentan contra el ejercicio de las libertades que curiosamente pretende defender. Lasa dice que no podemos ni imaginar siquiera que existan algunos hombres que piensen en términos de verdad, no es necesario imaginarlo, existen, él mismo piensa en términos de una verdad que imagina absoluta, aunque de hecho no parece que su vida se identifique con una búsqueda de la verdad, más bien se expresa como alguien a quien esa verdad le ha sido revelada, y ya no la busca. Claro que Lasa comprende y sabe que existimos, quizá a su pesar, quienes consideramos la verdad como una construcción. Ahora bien, si la única verdad posible no fuera efecto de una lucha de fuerzas, ¿qué caso tendría esgrimir argumentos contra sus tesis? su verdad sería irrefutable.. al parecer la cosa no funciona así.. existen múltiples fuerzas en juego y yo estoy discutiendo con el Doctor, no tratando de eliminarlo. Así que es falso que mi tono corrobore lo afirmado por su tesis. Mi pretensión no es anularlo, pretensión de todo totalitarismo, lo cual sería una incoherencia de mi parte, ya que el discurso de Lasa lo preexiste, atraviesa y trasciende como sujeto, también los discursos con los que está en pugna. Hay algo de lo que dice Marcos con lo que concuerdo, el Doctor queda expuesto porque sus argumentos son un tanto flojitos, si el problema con Guevara es que mató personas, quizá debamos denunciar varias estatuas, se me ocurren por ejemplo Belgrano y San Martín, sólo por nombrar un par de figuras a quienes se les han dedicado estatuas, ambos mataron gente. Lo de Roca sí que es grave, no se trata del enfrentamiento con un ejército, sino de un genocidio liso y llano, y está en el billete de $100!!, de lo que dice el Doctor podríamos inferir que el gobierno nacional simpatiza con el exterminio de pueblos originarios y, debe ser por temor, que a ninguno de nosotros se nos ocurriría denunciar al billete de $100 por apología del racismo. Utilizando su mismo criterio, no se entiende cómo con este “totalitarismo laicista contemporáneo” aún no se han denunciado las imágenes que los católicos han puesto por todas partes, cuando en nombre de la “verdad” que representan, se han cometido los crímenes más atroces, las invasiones y matanzas más terribles de las que haya registro histórico. Si, como afirma Lasa, sólo porque se le han reconocido ciertos derechos a un sector de la sociedad al cual les eran negados, vivimos un totalitarismo laicista ¿por qué no se han prohibido al menos algunos libros de la biblia, o el corán o el libro del mormón? que alguien me explique.. ¿por qué los templos no están en llamas? No diga pavadas!
    Si alguien quisiera incendiar templos o intentara prohibir el libro de Lasa sobre el peronismo, deberíamos, como comunidad, impedir semejante atropello a la libertad de expresión. Si se persiguiera a Daniel por sus ideas contrarias a los intereses de los opresores, yo mismo lo defendería con mi vida. Es difícil que eso ocurra porque el discurso que reproduce es, y siempre ha sido, funcional a quienes oprimen a los demás y no a quienes luchamos para liberarnos de las múltiples formas de la opresión. Yo no voy a defender el peronismo, movimiento del que nunca fui simpatizante y fenómeno por demás complejo.. no, don Lasa.. yo no estoy a favor del peronismo.. estoy en contra de gente como usted.

    ¿Por qué firmaría con un nombre que no fuese el mío? ¿es que hay algo a lo que deba temer por expresar lo que pienso? Ése es mi nombre, y la única organización para la que milité fue la iglesia católica, fui monaguillo durante años y participé en grupos juveniles hasta los 16, edad en la que empecé a hacer uso de razón.

    • JOSÉ ALIAGA !!!!Ahora me explico , con respeto, sus dichos, es que si tuvo uso se razón a los 16, se comprenden sus dichos. Le falta crecer !!!!!!!!!!!!!!

  6. Consideraciones sobre las últimas palabras de José Aliaga

    1. José Aliaga, adscribe, sin ambages, a la concepción gnoseológica constructivista. De allí que afirme que la verdad es una construcción en lugar de ser el fruto de un descubrimiento. Esta tesis forma parte del pensamiento único que se ha enseñoreado en el ámbito educativo, político y cultural. A propósito de esto, es preciso recordar que el maestro de Giovanni Gentile, Donato Jaja, sostenía que era menester abandonar una visión del conocimiento concebida como visión, como intuición, para pasar a asumir una visión del conocimiento entendida como construcción. ¿Por qué esta operación? Muy simple: porque había que abandonar definitivamente toda instancia metafísica, toda instancia religiosa. El solo hecho de reconocer un dato que le sea dado a la razón desde fuera, supone reconocer un orden previo a la misma y, en consecuencia, dicho reconocimiento conducirá a preguntarse por la causa de dicho orden. Y es precisamente allí que nos encontraremos en la instancia metafísica que decidimos evitar. El constructivismo, entonces, afirmará que no solo la forma sino que el mismísimo contenido del conocimiento es puesto por la actividad de la conciencia. Giovanni Gentile sostendrá al respecto que el hombre es creación de sí mismo a través de un hacerse inacabable de la razón. Es la razón que pone todo el objeto de conocimiento y, es ella misma, en su movimiento eterno, que lo supera. Como puede apreciarse Gentile no piensa en la existencia de un Logos universal, sino de una Acción que es la esencia misma de lo real. De allí que la dimensión ética, que es una con la política, no pueda entenderse más que en términos de pura acción, de praxismo absoluto. En este sentido, calificar a una posición de praxista no equivale a una descalificación sino a una tipificación ético-política que se sigue de determinadas tesis filosóficas fundamentales.
    2. Aliaga, nutrido de una concepción dialéctica de todo lo que es, arremete, como no podría ser de otra manera, contra la existencia de toda verdad. Así, entonces, tanto la verdad entendida como manifestación del ser desde sí mismo (aletheia) como la verdad concebida como adaequatio (adecuación del intelecto con la cosa), deben ser rechazadas. ¿Qué queda? Sólo decisiones, sólo el querer. Y desde aquí son organizadas tanto la vida individual como la vida social. De ahora en más, la vida individual y la vida social descansarán en decisiones absolutamente arbitrarias que se validarán por el poder acumulado que se encuentre detrás de las mismas.
    3. Aliaga afirma haber sido militante católico hasta los 16 años y, a partir de esta edad, recién comenzó a hacer “uso de la razón”. De manera tal, que todo hombre de fe debe renunciar al uso de su razón. Razón y fe serían, entonces, dos modos de conocimiento incompatibles. Páginas más arriba de su escrito, Aliaga había afirmado que quien suscribe no puede buscar verdad alguna porque esa verdad, al serle revelada, no puede ser buscada. Observamos que en este punto, de ser verdadero lo señalado por Aliaga, nuestra posición coincidiría con la suya. En efecto, no sólo un hombre de fe no buscaría nada sino que, además, todo aquel, como es el caso de Aliaga, para quien la verdad no tiene existencia alguna. Ahora bien, ¿es cierto que el hombre de fe no puede buscar verdad alguna, que es como afirmar que no puede ser filósofo? ¿Es cierto que Atenas resulta absolutamente incompatible con Jerusalén? Consideramos que la afirmación de la incompatibilidad esencial entre fe y razón es una consecuencia de la asunción de un racionalismo para el cual la razón es crítica o, simplemente, no es. Y, por razón crítica, se entiende una razón sin presupuestos de ningún orden: ni teológico ni metafísico. Ahora bien, ¿cómo puede buscarse algo sin tener una noticia previa de su existencia? Este conocimiento del objeto buscado no es completo y, por ello, la razón se pondrá en movimiento para adquirir un conocimiento lo más completo posible del referido objeto. Saber por la fe que Dios es, y es creador y redentor, no exime a la inteligencia de formularse infinitas preguntas. Por eso la búsqueda es incesante. Sucede que, como bien lo señalaba Platón en el Teeteto, el conocimiento se encuentra a medio camino: por un lado, no conoce todo del objeto porque, en ese caso, no habría conocimiento, y por el otro, sabe algo del objeto porque, si lo ignorase de modo absoluto, no buscaría conocerlo. En la posición de Aliaga, como ya lo sostuvimos, no hay búsqueda por cuanto la razón, en su acto primero, negó toda realidad que no fuese ella misma. Construir, hacer, dominar, es el lema de Aliaga; descubrir, buscar, comprender, es el nuestro. La verdad para Aliaga está del lado de la fuerza; la verdad, para nuestra posición, está del lado de la evidencia. Por eso, Aliaga piensa a la sociedad como lucha de contrarios, y saca como conclusión que nuestro discurso, al encontrarse en las antípodas del suyo, debe ser situado del lado de los opresores. Aliaga, como muchos otros hoy en día, poseen una lógica binaria: o estás conmigo o estás contra mí. Convendría señalar que, la mayor de la veces, esas oposiciones son absolutamente aparentes, ya que las mismas descansan en los mismos postulados constructivistas que he comentado ut supra.
    4. En función de lo expuesto precedentemente pueden entenderse las decisiones de Aliaga en lo que respecta a la salvación de determinados asesinos y en la condena de otros. Así, sin prurito alguno, decide redimir a Guevara y condenar a Roca. Esta lógica particular es muy común en nuestros días, ya que la misma es utilizada tanto por las fuerzas denominadas de izquierda como por las de derecha.
    Finalmente, y de acuerdo a la lógica por nosotros sustentada, queremos que sepa Aliaga que no estamos en contra de su persona, tal como él lo ha sostenido. Jamás podríamos estar en contra de persona alguna, aunque sí estaremos siempre en contra del mal y del error.

    CARLOS DANIEL LASA

  7. Señor Lasa… no quisiera desvirtuar en el comentario lo que nos ha traído hasta aquí: Su perspectiva sobre el fascismo, el análisis del totalitarismo, censura y libertad de expresión en torno al “suceso de la librería”.

    Su perspectiva “cristiana” deja mucho que desear… la perspectiva cristiana es totalmente material: Carece de esencialismos y jerarquías. Se construye sobre una verdad que se cree, no se impone ni se vanagloria de nada. Se basa en un misticismo, si, que tiene que ver pura y exclusivamente con la humildad del creyente hacia un ser que entiende superior, pero que de ningún modo puede llegar a conocer de modo absoluto ni acabado.
    NO entiendo el por qué cuando responde a algún comentario explicita el punto de vista de su interlocutor, porque le comento, eso se interprta como una abierta muestra de conocimiento y un intento de “explicación” que lo coloca a usted por encima de su interlocutor… si yo hiciera lo mismo que usted le diría: “usted no parte de la perspectiva cristiana” Porque la perspectiva cristiana sostiene que hay que estimar a los demas como superiores a uno mismo. Y su forma de dirigirse a sus lectores es aparentemente despectiva. Insisto en que “aparentemente” es despectiva, porque la realidad es mediada, y nada hay de evidente sino es por una interpretación.
    “La fe viene por el oir”… y si usted fuera cristiano sabría que va a dar cuenta de toda palabra ociosa que salga de su boca; además, Jesucristo recomienda que antes de hacer caer a alguno de estos pequeños (aquellos que no creen en él) mejor que se aten una piedra de molino al cuello y se echen al mar. Solo cito el libro sagrado, la palabra de Dios, la verdad.

    Lo digo porque yo soy seguidor del hijo de Dios; y como tal, soy apenas un redimido lleno de faltas, de errores y lleno de mal, de ese que “ustedes” (no se porqué lo dice en plural) están en contra… y adivine qué: la gracia me cubre, Daniel. Ni usted ni nadie puede oponerse a la redención que la sangre de Cristo otorga, la posibilidad de que cualquier persona que se reconozca pecador y se arrepienta sea libre de la opresión.

    De donde le guste a usted o no, Dios ha dado libertad pagada por precio a la humanidad, crea o no en ella. Sostengo que si existe una verdad, pero ni usted ni nadie está en condiciones de “poseerla”, si de humillarse y quedarse en el molde, porque todos los que se hagan maestros recibirán mayor condenación.
    Nadie es libre. Puedo llorar y patalear de que la realidad no es como me gusta (porque no me gusta la realidad) o puedo proponer cosas, dar palabras al menos salomónicas y usar el conocimiento que he obtenido para tratar de dar “luz” sobre situaciones como la arriba citada. O puedo patear el tablero…

    Un saludo, no quiero faltarle el respeto, pero realmente me he sentido muy ofendido por el uso frío y carente de amor con que se maneja para decirse a usted mismo “cristiano”.

  8. Realmente me causa asombro la colección de disparates que el Dr. Lasa escribe en esta nota. ¿Es doctor en… ? Evidentemente no en sociología, no en teoría política, que serian los conocimientos mínimos como para hablar algo del tema. Debería intentar definir que se entiende por fascismo antes de hablar.
    Por otro lado quizás esto sea cierto desde la filosofía cristiana, el único problema de esa filosofía es que nunca pudo demostrar la existencia de su fundamento, dios, y por ello se ha transformado en una mera especulación vana y metafísica que no conduce a nada más que delirios como el aquí escrito. Lo único positivo es el valor con el que sostiene sus ideas, lo cual es su derecho, garantizado por una constitución laica.

    • Estimado Sergio ….El Sr.Lasa lo explica perfecto .Los extremos por las puntas se tocan son exactamente IGUALES .

    • Estimado Sergio ……En Las “trincheras” no hay ateos ….hay que estar pasando por momentos o situaciones límites para comprobarlo …

  9. La Literatura debe ser controlada,desde el jardín de infantes la enseñanza primaria y secundari, no inculcar ideología de ninguna naturaleza , lo mismo es para las religiones La Biblia tiene cosas

  10. Con la Literatura hay que andar con cuidado hay libros que no son adecuados no se trata de dictaduras militares o democráticas no es aconsejable y fin del asunto ..NO se debe inculcar ideología a los niños desde jardín de infantes primaria o en escuela secundaria .Lo mismo para las religiones ejemplo la religión católica hay partes de la Biblia que no son adeucuadas enseñar a la tierna edad .

    • Perdón??? no entiendo tu punto de vista “gramillita”, es que me desoriento pensando que a un niño o grupo de ellos se le inculque alguna obra literaria con matices políticos a la edad de 7 a 11 años…. lo dices en serio??? o solo es en tono de burla???, porque creo que en estos tiempos, la enseñanza general por parte del estado es laica y elemental, no está disfrazada con ideologías… te daría la razón si tuviera en mis manos un libro de lectura como el que entregaba el peronismo de la década del 50, donde se indicaba a “Mamá Eva y Papá Perón,”, como máximos guías de la República… aquí tenemos un claro manejo fascista del modelo de educación y de formación de la mente y raciocinio de los cuadros juveniles de esa época (formación psiquica y profunda, ya que se adjunta al conocimiento y al aprendizaje primordial (leer y escribir)). Otro claro ejemplo que termina por sustentar la teoría principalista del Dr. Lasa, con respecto a la ideología inicial y formal del movimiento peronista (enfocado en la persona de J.D.Perón) y su estructura.
      Por otro lado, no creo coherente el proceder del Inadi, con respecto a la sentencia moral y judicial aplicada al comerciante de nuestra ciudad, ya que el conocimiento jamás debe de ser vetado, sea el que fuere, por lo tanto habría miles de documentos de todo tipo y de toda alineación política y social, que deberían ser prohibidos y exterminados, en cada persona está la libertad de búsqueda de conocimientos e ideologías, sean del agrado o no del otro, de eso se trata la democracia. (Derechos civiles: libertad individual, de expresión, de ideología y religión, derecho a la propiedad, de cerrar contratos y a la justicia. Afirmados en el siglo XVIII.)

  11. ME SUMO A ESTE DISCUSIÓN Y ME DA MUCHO PLACER QUE SE PUEDA HACER, DA CUENTA DE QUE ESTAMOS ENTRANDO DE A POCO EN EL TIEMPO DEL COMPROMISO CON EL OTRO Y ESE OTRO ES UNA PERSONA QUE DEBE SER VISTA PARA PODER CONSTRUIR UNA SOCIEDAD MEJOR.
    LARGA TEORÍA FILOSÓFICA, PERO SE SIENTE COMO UN VACÍO DE ACCIÓN REAL. ESTAMOS ACOSTUMBRADOS A PONER RÓTULOS Y NO MIRAMOS LA REALIDAD, ESA VERDAD QUE CAMINA A NUESTRO LADO EN CADA SUFRIMIENTO. UN EJEMPLO ACTUAL Y PERVERSO. NUESTRA POLICÍA PROVINCIAL DETIENE A JÓVENES SOLO POR SU ROSTRO OSCURO, YA QUE TIENEN UNA SERIE DE SEÑAS PARTICULARES QUE LOS HACE SOSPECHOSOS, SIN HABER COMETIDO NINGÚN DELITO. SOLO POR LAS DUDAS . ESO ES FASCISMO ACTUAL Y NADIE HACE NADA AL RESPECTO. LA JUSTICIA DEJA QUE DUERMAN LOS EXPEDIENTES DE DENUNCIAS. EL INTENDENTE PERMITE EL ABUSO PARA QUE SU CIUDAD SEA SEGURA A COMO DE LUGAR (SOFISTA).
    MUCHOS CIUDADANOS DE BIEN COMO EL SEÑOR LASA, NUNCA LOS HE VISTO EN LOS OLMOS CON LOS CHICOS QUE NADIE LES DA UN LUGAR PORQUE LA ESCUELA PÚBLICA,GRATUITA Y LAICA NO EXISTE, PORQUE EL GOBIERNO LES MANDA COMO PRESUPUESTO 200 PESOS CADA DOS MESES Y LES OBLIGA A LOS DIRECTIVOS CON LOS INSPECTORES COMO ESPADAS DE DAMOCLES , A MANTENERLA A COMO DE LUGAR (SOFISTAS)… Y COMO HACEN? EXPULSAN A LOS QUE NO PAGAN Y SIGUEN CON QUIENES PAGAN Y SE INCLINAN A LA DOMINACIÓN.(SOFISTAS)
    EL FASCISMO SIGUE VIGENTE AUNQUE SU PADRE SE HAYA SUICIDADO.
    OTRO EJEMPLO DE FASCISMO REAL: LAS GRANDES OBRAS ENCIERRAN NEGOCIOS SUCIOS QUE MATAN A LOS OBREROS COMO PASÓ CON EL JOVEN DEHEZA POR FALTA DE CONTROLES Y RESPETO A LA VIDA DEL QUE MENOS TIENE,SOLO SU FAMILIA LO LLORA…
    ME PREGUNTO Y TAMBIÉN USTEDES, ¿ QUE TIENE QUE VER CON EL FASCISMO?… MUCHO… ESTA CIUDAD ESTÁ GOBERNADA DESDE HACE 12 AÑOS POR UN PODER ABSOLUTO QUE DESDE UN SALÓN CERRADO JUNTO A OTROS 12 DECIDEN SOBRE EL FUTURO DE LOS CIUDADANOS DE ESTA CIUDAD, nuestra ciudad.
    INNVIRON: DIOXINAS. AGUA POTABLE:ARSÉNICO. SOJA: AGROQUÍMICOS EN ESTAS POQUITAS PALABRAS HAY MUERTE Y UN GRAN SUFRIMIENTO, PERO TAMBIÉN, MUCHA PLATA PARA UN SECTOR MIENTRAS EL PUEBLO NO TIENE SALUD PÚBLICA DE NINGÚN TIPO. ES SOLO UN EJEMPLO DE UNA SOLA ARISTA. ESTO PARA MÍ ES FASCISMO MODERNO-ACTUAL semillero de esclavos…MONICA SONZINI

  12. “…como en el caso mío que estoy en la filosofía cristiana…”

    Lasa es esclavo de su religion. Desde ése pedestal metafisico nunca va a sacar nada bueno ni nuevo. Lástima que le den prensa a un ignorante pseudo-intelectualoide.

    • podes no estar de acuerdo con el Dr. Lassa, desde tu perspectiva filosófica o ideológica, pero me parece que llamarlo “ignorante” te convierte a vos en uno y lo salva de tal mote. O no lo conoces, o tu apreciación es apresurada… una lástima.

  13. Gramsci fascista…?
    La mirada de Dr.Lasa se encuandra en el proyecto que encabeza la Mont Pelerin a la cual parte de intelectuales de la Iglesia Católica ha adherido. Intelectuales en el sentido que explicita el “fascista” gramsciano: puede que se dedique a construir marcos teoricos o puede que se dediquen solo a reproducirlo como loro. No importa, su función es la divulgación de ideas funcionales a la clase dominante.
    Tal proyecto que en sus inicios fue encabezado por Von Hayek tiene como objetivo establecer el neoliberalismo económico en todos los espacios nacionales en los que sea posible. Proyecto en que tambien podemos encontrar a Friedman,lider de la escuela de chicago, personaje más conocido por nuestros pagos por las reformas del estado llevadas a cabo en función de las ideas de esta escuela cuyos efectos tuvieron culminación en las crisis del 2001 en argentina y ahora en las crisis europeas.
    Como estrategia argumentativa tal asociación asimila cualquier tipo de intervención estatal a fascismo, a autoritarismo, sea ella leve como puede ser la intervención que realiza en los Estados de bienestar o funuertes como las de los estado de planificación centralizada como el Estado comunista. Para ellos, peronismo, comunismo, intervencionismo estatal, etc es asimilable, es lo mismo. Cualquier intervención estatal es autoritaria, asi ella sea tendiente a calmar el hambre de los pobres, cualquier leve intervención llevará -para ellos- lleva a niveles de intervención cada vez mayores y asi al autoritarismo.
    Estos personajes han dado nacimiento a este hombre nuevo que camina las calles, hombre individualista maximizador de beneficios, que solo piensa en si mismo y sus beneficios. Que no se involucra en política, que no se involucra en lo colectivo porque ha sido creado para pensar en si mismo.
    En nuestro pais este hombre, que no es naturalmente individualista, muchos han peleado por un mundo mas justo para todos, han caminado nuestras tierras; pero ha sido aqui construido ha fuerza de terror, ha sido aterrorido primero con el terrorismo de estado y despues con discipinamientos económicos; sea mediante fuertes inflaciones o altos niveles de desempleo. UN hombre llevado al limite de la muerte que solo piensa en su sobrevivencia, que solo piensa en su beneficio porque ha sido vaciado. Es el hombre que vemos en la televisión, vacio y llevado al lugar de idolo por el simple hecho de haber triunfado sin importar sus valores.

  14. Solamente quiero expresar alguna cosita, primero que si uno hoy en día hace un comentario que no encaja con el gobierno actual, hablo de comentarios o relexiones hechas de buena fé, de inmediato ya te tildan de fascista, golpista o todo lo que sea asquerosamente canallesco. En la escuela a mis hijos solamente le enseñan lo asesinos que son y fueron y serán los militares e incluso ahora los llevan a una excursión para visitar los campos de concentración donde llevaban a ciudadanos inocentes, una docente cometió un delito cuando manifestó que también muchos de esos inocentes ciudadanos secuestraban y colocaban bombas y muchas veces mataban gentenindefensas y que nada tenían que ver con los asuntos políticos, toda una hereje la mujer fué suspendida porque hay que diferenciar los que luchan por la causa del pueblo y los que reprimen porque les gusta matar como a los milicos.
    En mi caso perdí mi trabajo porque en la empresa en la que estaba DIOS (el tipo ese como lo llamó mi ex patrón) ACA ESE NO ENTRA y fuí el único que me atreví a decirle que entonces yo tampoco podía entrar y debido a eso me ganó de mano y antes de renunciar me hizo meter preso por ROBO en complicidad con la policía local…la policía otro tema…el tipo riéndose me dijo que ahora le pidiera a mi DIOS que me saque las manchas de las huellas digitales, a ver como conseguía otro trabajo ahora. Cuando hablé con gente del partido peronista de aquí me dijeron que no había problema me darían un trabajo pero siempre y cuando me afiliara al partido o bien un trabajo o un plan cualquiera de las dos cosas yo manifesté que prefería el trabajo porque quiero con mis manos ganarme el pan, pero no era mi intención afiliarme, entonces no hubo ni plan…ni menos trabajo.
    Yo no sé de muchas cosas, seré quizás ignorante de muchas de ellas, aquí he leído cantidad de reflexiones de todo tipo desde las mas elevadas hasta las mas bajas; en la cual quizás esté mi comentario; pero sí se una cosa, un País donde quieren imponerte una verdad, donde se vive a meta plan social, donde no se quiere ver la realidad y se disfraza la verdad con trajes de colores no es para nada un país ideal, ya me aburren los calificativos de izquierda, derecha, fascista, neofascista y toda esa basura mientras los que queremos trabajar y poner el lomo dignamente para darles el pan a nuestros hijos nos jodemos y escuchamos y leemos toneladas de cosas pero en los hechos aquí sean del color que sean, milicos, montoneros, peronistas, mongonistas, terroristas lo único que buscan es acomodarse y pasarla bien, se ponene una camiseta con la cara del Che Guevara y ya son revolucionarios, cuando Guevara lo dejó todo por la causa;justa o injusta cada cual juzgará; pero que renunció a lujos y placeres por la revolución…estos de ahora usan la revolución para llenarse los bolsillos y vivir en lujos y placeres. De un lado o del otro, truchos sobran…trabajo digno falta y si falta el trabajo no me vengan con ideologías de este lado o del otro, si falta el trabajo estamos sin rumbo.

  15. Muy importante todo lo que escribes.

  16. Estoy tapado de trabajo en mi escritorio, pero este profundo e interesante debate me atrapó de tal manera que no pude contener unas breves líneas.
    He leído y releído conclusiones muy finas y llenas de sabiduría, de todas, mucho me ha quedado y lejos de la gran satisfacción por haberlas leído, necesito más de gente, que se apasiona por las libertades y límites de las personas.
    Creo en la santa iglesia católica…Muero por los ideales del Che…Me horroriza, pero me enseña la locura de Hitler…Abrazo y me distancio de los Judíos…Me enternece la palabra redistribución…Me emociona la presidenta…Lloré tanto a Alfonsín…Esperé tanto a Papá Noel y por casa nunca pasó… Que desilusión, por Dios.
    Cada una de las frases esgrimidas, fueron el motor de búsqueda en todas las edades y etapas de mi vida. Desde muy pequeño sentí una enorme seducción de conocer al mundo, a sus actores y sus verdades. Mis padres, con apenas tercer grado, siempre instalaron el debate en casa, y las verdades no siempre eran tan verdaderas, porque siempre nos enseñaron que había que analizar el esto y el aquello y que no tuviera miedo de saber más del horror y del amor, por más condenados y confusos que estuvieran.
    Con el paso de los años traté de hacer lo mismo en los medios que hoy dirijo y entiendo que lo más sano que le puede pasar a la libertad de expresión, es conocer las orillas, que pueden ser varias y no dos como pretenden instalar. Lo mismo pasa con los argumentos del enemigo íntimo, el demonio y el dios amor. Viejas tácticas, emblemáticas y ejemplares, si fueran del todo ciertas, cosa que la realidad argentina me ha demostrado que no en todo se condice con lo que se pretende instalar desde ambas orillas. En conclusión me permito expresar que sugiero que en la vida nos permitamos leer e investigar al club de fans de Adolfo y de los Judíos, al de Bush y Sadam, al de Fidel y Batista, no temamos en cruzar la otra orilla para interpretar mejor a la locura, al odio, al amor, etc.
    La sugerencia del vendedor fue realizada a una persona mayor, no fue a un colegio de nivel inicial al que pregonó la salvación de almas mediante el exterminio de alguna raza. Fue una sugerencia que abrió la puerta a la posibilidad de conocer más y mejor a la locura, al amor, al despropósito, a la incoherencia, a la verdad. Nadie puede arrogarse el derecho de prohibir semejante derecho a los ciudadanos y menos el Estado. Demandaría al INADI, si así lo hiciera. Que alguien simpatice con alguna idea de Hitler o Videla y me la exprese, no significa que haya clavado su daga en mi pecho. Aceptaré escuchar sus argumentos, por más totalitarios que me parezcan, pero nunca permitiré que se los prohiban. No existe posibilidad de crecer sino es a través de una evolución consciente. Espero que el INADI comprenda que censurar es discriminar y apología de la intolerancia es insultar y amedrentar a los que no piensan como ellos. Adrian Fiandino – DNI 20755276 – Director de Cadena Ser Argentina

  17. Leer la historia es un paso necesario para no repetir partes genocidas de la misma porque nos permite recordar y posibilita CAMBIAR.
    Prohibir la verdad subjetiva de la historia es un camino a su repeticion donde algunos genocidas de siempre, ocultos hoy con disfraz de democraticos, se sienten tentados a actuar, poner en acto y producir una ruptura con la palabra libertad porque todo sujeto libre y responsable: PIENSA, DICE Y ACTUA EN CONSECUENCIA es decir, ya no es tan facil mentir ni domesticar al sujeto.
    Es lamentable lo de esta sra, que quizas en algun punto se sintio identificada insconscientemente con lo que alli podría llegar a descubrir de ella misma pero lo mas triste, es que un organismo PUBLICO halla dado lugar a semejante barrabasada como lo fue la denuncia presentada contra el librero mas la aceptación de la misma por parte de la fiscalía de estado. Aqui hay dos institciones comprometidas, el INADI y LA JUSTICIA
    La quema de libros es similar a la quema de brujas, o de todo aquello que no se acuerde con la supuestad verdad DEL TOTALITARIO DE TURNO. Hay un viejo dicho de muchos años antes del nacimiento de CRISTO que lo dijo un emperador de esa época, ya totalitario el hombre,
    “ESTAS CONMIGO O SOS MI ENEMIGO”.
    La nota presentada muy interesante y profunda.
    Muchas gracias.

Deje su comentario

*