Amadeo Sabattini, el gran hacedor…

Notas

29 de Febrero de 1960- A 57 años de su fallecimiento         Lazamiento sabattini

Por: Ctdor. Marcelo Barotto

 

 Como pocos llevó una vida caracterizada por la conducta en todos los órdenes; tanto en la profesión como médico o en lo político como dirigente partidario y gobernador de la Provincia de Córdoba en el período comprendido entre 1936 y 1940.  Don Amadeo nació en la Capital Federal, se radicó y ejerció la profesión de médico en Villa María, previo paso por La Laguna, hasta que la muerte lo sorprende el 29 de febrero de 1960. Dejó una vasta experiencia  y enseñanza de vida, que todos debemos conocer y difundir, dado que se está viviendo una época donde la ostentación, la frivolidad, el despilfarro, la corrupción, se ha convertido en moneda corriente y donde la forma de hacer política está devaluada. (copete9

 

 

Sabattini, un ícono de la austeridad

 

Su gobierno fue un ejemplo, que se caracterizó por el trabajo, la austeridad, el desarrollo, la educación, el respecto de la Ley, que generaba admiración y contagiaba. Era un hombre de carácter y de convicciones muy fuertes, no solo con los adversarios políticos, sino con sus propios correligionarios. Había una palabra que siempre utilizaba y era: “conducta”; hasta el propio General Perón intentó convencerlo para conformar una fórmula, que por supuesto rechazó y decía: “… Soy tan humilde que no tengo precio. Estos que gobiernan la Argentina se están rodeando de personas que no vacilaran en vender la soberanía, como en los peores tiempos de la oligarquía y con la plata que les sobre tratarán de comprar a los hombres que se venden. Yo no soy de esos…”

Hay que ubicarse en el contexto en que le tocó gobernar a DON AMADEO; época que la Historia la caracterizó como la “Década Infame”, que arranca con el golpe cívico militar de 1930,  derrocando al presidente constitucional Hipólito Yrigoyen, hasta el año 1943. Fueron años de enfrentamientos, luchas, disputas de poder y se apelaba a todo tipo de práctica, reñidos con los valores democráticos. El día que se celebró las elecciones el 03 de Noviembre de 1935, en la Plaza Mercedes, se enfrentaron militantes radicales armados con los conservadores, para defender los comicios que llevaron al triunfo al radicalismo. Durante su mandato la relación con el gobierno nacional fueron de tensión permanente y debía soportar amenazas de intervención federal por llevar adelante un gobierno de signo político diferente, supo llevar una provincia con valores democráticos y un gobierno nacional autoritario.

 

El estallido de la Segunda Guerra

 

En el plano internacional la situación también estuvo acompañada por la inestabilidad política, económica y social, que culminó con el estallido de la Segunda Guerra Mundial en el año 1939, donde se enfrentaron  a las potencias mundiales del momento.  Frente a ésta situación, se oponía tenazmente a la lucha bélica y no perdía oportunidad para dejar bien asentado que no se debía derramar una gota de sangre argentina.

Durante los cuatro años de su gestión, la provincia tuvo el mayor índice de crecimiento de la historia. El proyecto de gobierno puesto a consideración de la voluntad popular, que consistía en reformas económicas, sociales y educativas, se cumplieron en su totalidad al final de su mandato. Implementó una profunda reforma agraria, con la finalidad de promover una clase media de pequeños y medianos productores agropecuarios, complementado con el desarrollo de la agroindustria, que tenía por objetivo el desarrollo económico del país. Se llevaron adelante obras públicas de extraordinarias magnitudes e importancia. Los diques La Viña, San Roque y Cruz del Eje, fueron construidos durante su gestión; lo mismo sucedió con miles de kilómetros de caminos para trasladar la producción y escuelas para que los jóvenes tuvieran acceso a la educación; además se reformó el sistema judicial.

 

Sus banderas

Don Amadeo supo mejor que nadie levantar la bandera del radicalismo,  de la justicia social, de la libertad, de la paz, de la austeridad y de la honestidad, y les propuso a los argentinos un modelo de identidad nacional, a partir de una provincia que había pasado del atraso del siglo XIX, a la modernización con equidad y libertad, con hombres y mujeres, como centro y bajo los preceptos republicanos.

En tiempos signados por los malos ejemplos, es bueno que la sociedad y en particular los jóvenes, rescaten de la historia a éste gran hombre, ejemplo de civilidad y le den el reconocimiento que se merece.

Muchas Gracias Don Amadeo…!!!

 

 

 

Deja un comentario


*