Aunque difíciles, fuerza y compromiso querida Villa María en estos 149 años…

Entre Café y Café

Esta semana, más precisamente el 27 de septiembre, nuestra Villa María mateo para la 3cumple 149 años. En la paleta de los tiempos cobran colores de canas vivencias que en ocasiones nos halagan y en otras nos avergüenzan. Una larga historia que en algún espacio del escenario urbano nos tiene  como actores ciudadanos. Esta urbe, que fue delineada el 10 de agosto de 1867, aunque los primeros rasgos de creación habían comenzado el 7 de junio de ese año, y que vio presentar el plano de urbanidad ante las autoridades provinciales por emisarios de Manuel Anselmo Ocampo el 25 de septiembre y siendo aceptada como tal el 27.

Cada almanaque que deja caer una  hoja emergen nuevos retoños de anhelos sin tiempos y sueños con ojos abiertos. Lo que se retroalimenta cada año. Con cada nueva generación.Ilusionesque ven crecer las alas de la realidad y otros que no alcanzan a tomar vuelo. Como la vida misma.

Es imposible obviar que estamos atravesando un proceso de cambio como metrópolidado en los últimos años.  De 74.000 habitantes que teníamos en el 2003, se estima que hoy estamos por los 90.000.  Un aluvión humano, generalmente de localidades cercanas,  comenzó a poblar nuestra villa con nuevos  rostros y con ellos se dibujaron  significativas  obras. Desde la “Autopista” cuyo proyecto original data de 1965 y que se hizo realidad décadas después, nos achicó ostensiblemente la distancia-tiempo al emblemático arco de la Docta; el subnivel; Medioteca; barrios con servicios; calles que se endurecieron de pavimentos; Aeropuerto, nuevo puente, etc. Claro que…

 

La inversión privada superaba casi en siete veces a la estatal

 

Otras obras fueron sacando flamantes colores del cincel del futuro. Un sinnúmero de emprendimientos, pero tal vez lo que irrumpe con mayor elocuencia es la industria preponderante que late en la villa, superando a la propia agropecuaria: la “Educación”, la pública y privada en el plano universitario. Colegios terciarios. Licenciaturas…

La discutida “Soja” sirvió para que comenzáramos a ver nuevos y enormes monstruos de cementos trepando al cielo. La partitura arquitectónica nos obligaba a mirar hacia arriba. Y la maqueta se modificó. Villa María comenzó a transformarse en un punto de inversión y establecimiento. Según algunos estudios económicos determinan que la inversión hecha en este suelo, del que hablamos de sus cambios, provino en casi un 70% del ámbito privado.

Hasta ahí la parte que nos enorgullece. También tuvimos (y tenemos) otra que jamás imaginamos o quisimos vivir. La de las denuncias. La de la repetida palabra corrupción y  Justicia. Este próspero ayuntamiento le imprimió a los ojos de sus ciudadanos el estigma de la putrefacción gobernante. Así se fueron después de varios años la pasada gestión.  No existen antecedentes de tanta descomposición en el orden gubernativo. De que la Villa aparezca en los grandes medios nacionales referenciando inciertos costos de las obras citadas. Tampoco que un organismo como la AGEN (Auditoría General de la Nación) expusiera en una investigación que desde el ENINDER, se habría sobrefacturado en un 148% por cada ladrillo puesto o metro de pavimento.  No olvidar que muchas de las obras que se mostraban como logros del pasado gobierno se hicieron con fondos llegados desde  la Nación. Eso es lo que investigaron. Aquel axioma del que “roban pero hacen”, tal vez debió diferenciarse con “el hacen para robar”. Triste realidad del encandilamiento que da la impunidad. Aquí también la “grieta” se ocupó de silenciar a la mujer de ojos tapados y hasta seguramente le robaron la balanza.

No es atractivo ni elegante en una editorial que refiere a un nuevo aniversario de nuestra ciudad, a nuestros destellos de  identidad, tener que poner sobre el papel situaciones como las que atravesamos. Solo que es preciso señalar que también en los cortejos del tiempo, resaltar lo bueno y lo nefasto para que la memoria no se herrumbre es compromiso de los comunicadores. Así lo entendimos y así lo reflejamos.

 

                              A pesar de todo, muy feliz 149 años, entrañable ciudad que diariamente nos cobijás

La Dirección

Deja un comentario


*